Intervención de José Luis Rodríguez Zapatero

Discurso del Secretario General en la clausura del 37 Congreso

06/07/2008

"Compañeras y compañeros:

Muchas gracias por vuestro respaldo, en nombre de toda la dirección y por el ambiente que hay en este Congreso.

Cuando uno tiene la responsabilidad de hacer y conformar equipos, siempre busca elegir a los mejores y a aquellos que os representen bien.

Los mejores han estado en la dirección del partido y he tratado que los mejore, los que os representen bien, estén en la dirección del partido. Los mejores han estado en la dirección del partido, los que permanecen o los que están llamados a otra tarea, a ellos, mi agradecimiento más profundo.

De aquellos que han compartido la tarea de la dirección del partido y ahora ya no van a estar aquí, van a estar en otra tarea del partido, quiero hacer una referencia singular –que representa a todos y todos compartimos- a una persona, un compañero, por lo que da por este partido, por su trayectoria y por su ejemplo, que es : Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

Y entre aquellos compañeros que se quedan, dejadme que haga referencia también a alguien, para darle mi agradecimiento más profundo, por su trayectoria, por ser como es como persona y por todo lo que representa, nada más y nada menos que a toda Andalucía y que es Manolo Chaves.

Y también para formar el equipo que conforma el Gobierno de España, he procurado buscar siempre a los mejores. Y sabéis que los hemos encontrado. Permitidme que haga referencia a dos personas que se que compartís conmigo que representan a los mejores, son Pedro Solbes y María Teresa.

Gracias por vuestra tarea, por vuestra entrega y por vuestro tesón.

Compañeras y compañeros, somos la España que confía en sí misma. Representamos la España que confía en sí misma.

Sois vosotros, los delegados a este Congreso, quienes representáis al Partido que más se parece a la España y al Partido que más se parece a la España que confía en sí misma.

Ayer os mostré mi enorme gratitud personal por la confianza que me habéis vuelto a conceder para que dirija el Partido y , desde aquí, con el apoyo que hemos tenido de los ciudadanos, para dirigir el Gobierno de España.

Os aseguro, de nuevo, que dedicaré todo mi esfuerzo a corresponder a esta confianza, a este apoyo y a este afecto que habéis mostrado.

Pero hoy quiero daros las gracias por el trabajo que habéis hecho estos días. Y esto, os lo digo de verdad, es todavía más importante.

Os agradezco que os hayáis empeñado en transmitir a todos los ciudadanos que merece la pena trabajar por este país.

Hemos sido capaces, en estos días, de pensar, más que en los socialistas, en los ciudadanos. Más que en el Partido, en el país. Más que en lo que hemos hecho hasta ahora, en lo que tenemos que hacer en el futuro.

Por eso, habéis tratado de España y de los españoles. De sus vidas. De sus inquietudes y preocupaciones. De sus esperanzas y sus aspiraciones. De sus retos y sus oportunidades.

Habéis tratado de la España real. De la España que vivimos hoy y de la España que queremos vivir mañana.

Esto significa confianza, pasión, futuro. Y también compromiso con los españoles, compromiso con una España que lo ambiciona todo y que se sabe con fuerza, con capacidad y con medios para triunfar ante cualquier dificultad que se encuentre y ante cualquier meta que se proponga.

Os lo agradezco, de verdad, a todos.

Os lo agradezco, ante todo, a vosotras, las mujeres.

Os agradezco vuestro t...