Intervenciones del Presidente del Gobierno en la conferencia de prensa posterior a la Cumbre Social Tripartita de la Unión Europea

09/04/2010

Presidente.- Muy buenas tardes. Como saben, hemos celebrado ya la tradicional Cumbre Social que se celebra siempre coincidiendo con el Consejo Europeo de Primavera, dedicado a temas económicos.

Dado que la Agenda del Consejo Europeo de Primavera tiene un orden del día de tanto calado como supone la Estrategia Económica para los próximos diez años, esta Cumbre Social ha adquirido una gran relevancia. Además, coincide también con el debate en torno a la fortaleza del euro, a la seguridad del euro. De ahí que pueda afirmar que hemos tenido una Cumbre Social rica de contenido y constructiva.

Dos ideas simplemente quiero transmitirles antes de dar la palabra al Presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso: la primera, que la salida de la crisis, el crecimiento económico, incrementar la base de crecimiento de la economía europea, crear empleo y mantener el modelo social europeo exigen competitividad y acuerdos sociales; dos, tanto los empresarios como los sindicatos han expresado que es fundamental mantener la fortaleza del euro, la seguridad en torno a la moneda común europea, y nos han requerido a que aportemos una solución europea a los problemas que pueda tener un país como Grecia, perteneciente a la zona euro.

Debo destacar esta consideración porque para muchos Gobiernos europeos el euro nació con la idea de la corresponsabilidad. Está en los fundamentos de la creación del euro como moneda: corresponsabilidad, que es un concepto distinto al de solidaridad. Debemos demostrar que somos corresponsables con una moneda que ha aportado fortaleza a nuestros sistemas financieros, que es una moneda de garantía para la economía europea y para el mundo, y la mejor manera de aportar fortaleza en esa corresponsabilidad es adoptar una perspectiva europea para resolver los problemas, bajo la dirección de la Comisión Europea y, en su caso, del Banco Central.

P.- Usted acaba de hablar de que hay que buscar una solución europea para problemas como el de Grecia y la Canciller Merkel reiteró hoy, en Berlín, que está a favor de un tipo de solución que contemple al FMI y préstamos bilaterales. ¿Es para usted esta opción una solución europea para el problema? Si no, ¿cómo podría llegar a haber un acuerdo entre esta posición alemana y lo que proponen otros países de la eurozona?

Presidente.- La solución ha de ser, fundamentalmente, europea. El camino de la posibilidad de acuerdos, con préstamos bilaterales, es razonable; la participación del Fondo Monetario Internacional es admisible, aunque la solución debe partir de Europa y debe ser, fundamentalmente, europea.

Debo recordar dos cosas: cuando hablamos de una moneda común, hablamos de una responsabilidad común y debo recordar que, en todo caso, de lo que estamos hablando es no de dar dinero a Grecia; de prestar dinero a Grecia, dinero que se devuelve y, además, con intereses. Lo digo porque hay, a veces, algunas afirmaciones que resultan sorprendentes. Eso es lo que estaríamos haciendo.

Por tanto, en mi opinión, hay una responsabilidad de la zona euro ante esta situación de dar una respuesta y la crisis financiera que hemos vivido ha sido una crisis absolutamente excepcional. Tendremos que mejorar los mecanismos, dentro del Pacto de Estabilidad, pero hoy la Unión Europea tiene que demostrar el compromiso con el euro y el compromiso con los países que la integran, haciendo bien las cosas y hacer bien las cosas es hacer las cosas desde la perspectiva europea.

P.- Si hay una solución europea, como usted pide, o un compromiso europeo, dado que España es m&aacu...