Zapatero en la jornada sobre la crisis alimentaria

Intervención del líder socialista en el encuentro internacional organizado por el PSOE

26/06/2008

 

"Amigas y amigos:

En primer lugar, muchas gracias por su presencia y por el trabajo que va a realizar esta Conferencia que abrimos en este momento.

Mi reconocimiento, asimismo, por lo que les ha traído aquí: por su compromiso, sus actividades en organismos internacionales, universidades, foros donde habitualmente trabajan y hacen aportaciones en favor de una vida más solidaria, más justa, en esta sociedad global.

El Partido Socialista Obrero Español tiene un compromiso decidido, con los retos en torno a los cuales se decide, críticamente, el futuro de millones de seres humanos.

Hace pocas fechas, en el mes de enero, muchos recordarán que celebramos aquí, en Madrid, el Panel Internacional de Intelectuales Progresistas, que tenía como propósito inmediato asesorarnos en la elaboración del programa con el que íbamos a concurrir a las pasadas elecciones generales.

Aquel encuentro venía precedido de una relación provechosa con muchos de ustedes. Es una relación intelectual, abierta, sincera, que vamos a mantener en el futuro tanto con los participantes de aquel Panel Internacional como con nuevos expertos en diferentes materias.

Aquella jornada, aquel trabajo de expertos internacionales con el Partido Socialista, progresistas de todo el mundo, del ámbito del pensamiento, del compromiso social, fue útil al Partido Socialista: incorporaron ideas, objetivos, propuestas que ayudaron a nuestra victoria electoral, y por tanto mi agradecimiento es doble en este momento. Queremos seguir trabajando con todas esas personas que en el ámbito de las ideas ponen lo menor de sí mismo, de su talento, de su conocimiento, al servicio de causas justas y nobles.

Esta Conferencia evidencia un compromiso, y un propósito de profundizar y avanzar aún más en ese compromiso. Pretendemos una reflexión pegada a la realidad, más allá de la estrategia partidista, y ejercemos este compromiso, esta reflexión, y la movilización que debe traer como consecuencia, antes y después de las elecciones. Porque para nosotros hay temas que están por encima de cualquier coyuntura.

El asunto que se va a debatir en estas jornadas es el más urgente y grave que puede aparecer ante nosotros, ante nuestros ojos: la crisis alimentaria, o lo que es lo mismo, el riesgo cierto de que aún más millones de seres humanos sufran la miseria extrema, el hambre y el riesgo de morir. ¿Hay alguna cuestión que nos interpele más, que nos obligue más, que nos exija más? Mi opinión es que no.

Y perteneciendo al ámbito de los países desarrollados que han tenido la posibilidad de lograr un nivel de bienestar, esa obligación es aún mucho más fuerte. Por ello sí les quiero decir que el PSOE estará siempre a la cabeza de todos aquellos que lancen su grito, su movilización y su exigencia a todas las sociedades y a todos los poderes públicos en favor de quienes sufren la miseria y la falta de alimentos en un mundo que ha sido capaz de revolucionar tecnológicamente tantas cosas y transformar en bienestar muchas de sus sociedades.

Dos problemas subyacen en la crisis alimentaria, en la llamada crisis alimentaria.

En primer lugar, la desigualdad; la profunda desigualdad del mundo en el que vivimos, que se expresa en condiciones de vida dificilísimas, cuando no imposibles, para muchos seres humanos, que además se extienden a áreas enteras del planeta. Prácticamente se extiende a la gran mayoría de un continente, como el continente africano, tan cerca de nosotros y tan lejos en sus condiciones materiales y de vida.

No voy a dar cif...