A.Hernando: el acuerdo es “positivo para la economía de España, para la confianza en nuestras instituciones y también para los ciudadanos”

“Esperamos que más formaciones políticas se sumen al acuerdo” porque el texto consensuado es bueno para todos_x000D_

El vicecoordinador de la campaña electoral del PSOE, Antonio Hernando, ha calificado el acuerdo alcanzado esta madrugada entre PSOE y PP para reformar la Constitución como “positivo para la economía de España, para la confianza en nuestras instituciones y también para los ciudadanos” porque garantiza la cohesión social y la sostenibilidad del sistema social como “nos piden los ciudadanos y las instituciones europeas” e introduce un principio de estabilidad fundamental: “no gastemos más de lo que ingresamos”.

“Es un buen acuerdo” –ha dicho- redactado “de forma inteligente para no petrificar unas cifras en la Constitución”. Hernando recordó que esas cifras se reflejarán en una ley orgánica “que siempre es más fácil de adaptar a la realidad “de cada momento. En su opinión, haber incluido una cifra en la Constitución hubiera supuesto imponer un “corsé innecesario”, mientras que la solución actual genera “la confianza que tenemos que recuperar en el presente pero proporcionando seguridad respecto al futuro”.

Hernando se ha mostrado convencido de que los términos del acuerdo para reformar la Constitución “van a satisfacer a los compañeros que han manifestado dudas” durante el proceso y ha dicho que es “es bueno que se pidan y den explicaciones” pero ha insistido en que “la solución que se ha adoptado es inteligente”.

El dirigente socialista también ha señalado, durante la entrevista mantenida en RNE, la necesidad de ampliar “al máximo de fuerzas políticas este acuerdo” y ha puesto como ejemplo a seguir, el consenso parlamentario que concitó en su día la Constitución. ”Estamos trabajando para ello” ha explicado Hernando, “esperamos que más formaciones políticas se sumen al acuerdo” porque el texto consensuado es bueno para todos.

Hernando ha dicho que “entiende” que existan posiciones a favor del referéndum para reformar la Constitución pero ha asegurado que “es la propia Constitución” la que establece los momentos y las materias en que es obligatoria la consulta. En este sentido recordó que el referéndum es preceptivo cuando la modificación afecta a “los derechos fundamentales” recogidos en la Sección Primera, del Capítulo II del Título Primero, pero no para otro tipo de reformas que pueden ser aprobadas por “los representantes legítimos de los ciudadanos en las Cortes Generales”, como es este caso. “Creo que es importante respetar los procedimientos que establece la Constitución y este es uno de los posibles porque no afecta a los derechos fundamentales” ha insistido.