Ábalos reitera el emplazamiento del PSOE para que el PP presente antes de fin de año su propuesta de financiación autonómica ante el “desprecio” del Gobierno hacia esta cuestión

El secretario de Organización subraya que “tras la insuficiencia financiera de las comunidades autónomas, lo que está en juego es la prestación de servicios públicos”

24/11/2017

El secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha denunciado que el Gobierno “sigue despreciando” la cuestión de la actualización del modelo de financiación autonómica, y por eso el PSOE ha emplazado al Ejecutivo a convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera antes de finalizar el año “para abordar definitivamente la reforma del modelo de financiación autonómica”.

En una entrevista en Las Mañanas, de RNE, el número tres del PSOE se ha hecho eco del “mucho malestar” que existe en las comunidades autónomas de régimen común con el retraso en la actualización del modelo de financiación. Ábalos ha advertido de que estas regiones “ven postergadas sus necesidades” como consecuencia de que no se haya actualizado el modelo, vencido hace varios años, y buscan “que se cumpla alguno de los compromisos del gobierno de los anunciados, porque, en definitiva, tras la insuficiencia financiera de las comunidades autónomas, lo que está en juego es la prestación de servicios públicos, y por lo tanto es la forma también de acometer recortes sociales desde el gobierno del PP por parte del Estado”.

Ábalos considera que “ese hartazgo, esa necesidad” producen que “cuando se trate un caso concreto de financiación autonómica”, en referencia a la reciente aprobación del cupo y del concierto vascos, “los demás digan: y a nosotros, ¿cuándo?”, pero ha precisado que “eso no quita que el que haya sido atendido, lo haya sido justamente, sino que es el resto el que está siendo tratado injustamente”. El dirigente socialista ha recordado que la demanda para actualizar el modelo es común a todas las comunidades, como se ha puesto de manifiesto con las recientes declaraciones del presidente de la Xunta de Galicia, aunque los mandatarios conservadores “están acostumbrados a una dinámica más silenciosa”, pero “son evidentes también las diferencias” con el Gobierno central.

A juicio del responsable federal de Organización, la pretensión del PP de que este asunto se aborde en la comisión territorial del Congreso carece de sentido y solo busca “no afrontar el problema, seguir ganando tiempo y hacerlo perder a los demás”, puesto que no le corresponde iniciar este asunto al Congreso, sino al Consejo de Política Fiscal y Financiera. Acerca de los trabajos de este órgano parlamentario, el político socialista ha lamentado la actitud tanto de Ciudadanos como del PP, “nuevamente la derecha”, que “han impedido que podamos empezar los debates de la comisión” vetando la comparecencia de los padres de la Constitución que aún viven.

ELECCIONES EN CATALUÑA

Ábalos, que se encuentra en Barcelona para asistir al Consejo de la Internacional Socialista, ha puesto en valor la candidatura de Miquel Iceta y de los socialistas catalanes, afirmando que la “recomposición” de la fractura registrada en la sociedad y en la política catalanas “exige un planteamiento político innovador, novedoso, que plantee el reencuentro, buscar espacios comunes, y desde luego no el enfrentamiento, ni la imposición”.

A su juicio, Ciudadanos “lo único que trata es de vencer al independentismo, pero sin un proyecto claro para Cataluña, y desde ninguna experiencia de gestión, ni de la comprensión del hecho singular catalán”. Por el contrario, el PSC “es la única formación catalanista que no es secesionista”, un “hecho singular” de una formación que está realizando también un esfuerzo de “transversalidad” para “buscar el encuentro con otros espacios políticos, pero también cívicos”, configurando así un “ejemplo que queremos proyectar de lo que sería una gestión socialista de un próximo gobierno de la Generalitat”.

En opinión del también diputado socialista, el Ejecutivo del PP “no ha superado el síndrome de gobierno en funciones”, sin desarrollar ningún programa, “y realmente no sabemos cuál es el proyecto del PP, salvo “el inmovilismo”. Y el conflicto catalán “en parte deriva de esa propia actitud de no hacer nada, de dejar que las cosas se conviertan en verdaderos problemas”.