Adriana Lastra: "El compromiso socialista es que la comisión empiece a trabajar cuanto antes y en seis meses poder iniciar la reforma de la Constitución"

Serrano: "Tenemos la gran responsabilidad de proyectar hacia el futuro el éxito que nuestra Constitución encarna como instrumento de convivencia democrática, pacífica y propulsora de los derechos y el bienestar de los ciudadanos"

15/11/2017

La comisión para la evaluación y modernización del Estado autonómico, impulsada por el PSOE y que presidirá el diputado socialista José Enrique Serrano, ha quedado hoy constituida en el Congreso de los Diputados.

La portavoz socialista de la comisión territorial, Adriana Lastra, ha asegurado que “hoy se ha puesto en marcha un espacio para el diálogo necesario y que no existía tras la crisis territorial que se ha producido en España”.

“Con el esfuerzo del Partido Socialista, que ha sido el impulsor de esta comisión de estudio, y el compromiso de otras fuerzas políticas, hoy nos hemos reunido siete grupos parlamentarios para hablar del futuro de España y de los españoles y para dar una solución a la crisis territorial que estamos viviendo”, ha destacado.

Lastra ha explicado que el compromiso del PSOE con la ciudadanía es que esta comisión, que mantendrá su primera reunión el próximo jueves, “empiece a trabajar cuanto antes y tenga una duración de seis meses, para preparar sus conclusiones y poder abrir a continuación la reforma de la Constitución que necesita también nuestro país”.

“Deberíamos estar aquí todos los representantes de los ciudadanos y las ciudadanas y esperamos que las fuerzas políticas que no han estado hoy se sumen cuanto antes. Estoy convencida de que no van a renunciar a su derecho y su obligación de buscar respuestas dentro del marco constitucional a la situación del país”, ha afirmado.

Por su parte, José Enrique Serrano ha realizado la siguiente declaración tras ser elegido presidente de la comisión:

“Quiero agradecerles, en  nombre de todos los integrantes de la Mesa, la confianza que han depositado en nosotros.

Creo que reflejo bien la realidad si les digo que esta es una Comisión que, en un tiempo de escepticismo, ha generado una importante expectación social y política. No hay más que mirar a la puerta.

Durante los meses que dure nuestro trabajo serán muchos los ojos y los oídos que estarán pendientes de nosotros y muchas las aspiraciones que esperarán encontrar atención y respuestas.

No es raro: tenemos como misión abordar uno de los elementos que más definen nuestro sistema político, el Estado Autonómico diseñado por la Constitución, y hacerlo en un momento en el que, aunque sin éxito, ha sido gravemente cuestionado por  los poderes públicos de Cataluña.

Se nos ha encargado hacer, ante todo, una evaluación de ese modelo. Una evaluación de su funcionamiento, una evaluación de su regulación. Debemos, pues, poner de relieve sus indudables éxitos y su decisiva contribución al bienestar y al desarrollo institucional y político de nuestro sistema. También debemos identificar las disfunciones que su propia regulación o su desarrollo práctico han generado a lo largo de los años.

Esta evaluación dará pie a la Comisión para abordar la segunda parte del encargo que se nos ha hecho: formular propuestas destinadas a la mejora y modernización del Estado Autonómico. Serán propuestas de distinta naturaleza y alcance, sin duda, pero que podrán exigir, si así lo acordamos, cambios en las formas de gobernar, en los procedimientos de adopción de decisiones, pero también cambios en las leyes que lo regulan, incluida, entre ellas, y con la atención que corresponde, cambios en la propia Constitución.

Serán, en todo caso, nuestras decisiones, las que libremente compartamos y acordemos, sin peajes indebidos.

Tenemos, pues, una gran tarea y también una gran responsabilidad. La responsabilidad, desde luego, de alcanzar un resultado que contribuya a proyectar hacia el futuro el éxito que nuestra Constitución encarna como instrumento de convivencia democrática, pacífica, ordenada y propulsora de los derechos y el bienestar creciente de los ciudadanos.

La responsabilidad, también, de reafirmar con los hechos que el Congreso de los Diputados es espacio de diálogo abierto a todas las fuerzas y a todas las posiciones políticas. Espero, por ello, que a nuestros trabajos se incorporen pronto quienes, aún hoy, no lo han hecho.

También la responsabilidad de demostrar que, aunque desde posiciones distintas, somos capaces de identificar los intereses generales y, de acuerdo con ellos, dar, conjuntamente, respuestas reales a los problemas de esa convivencia.

La responsabilidad, en fin, de transmitir a todos los ciudadanos, y especialmente a los de Cataluña, que la Constitución nos acoge a todos, a todos nos contempla como libres e iguales y a todos nos ofrece la posibilidad de participar en un proyecto colectivo de vida que, al tiempo, está en permanente evolución y mantiene vivo el esfuerzo de generaciones anteriores de españoles”.

Además, la socialista Sofía Hernanz ha sido nombrada secretaria primera de la mesa de la comisión en la que también participarán Patxi López, Meritxell Batet, Gregorio Cámara, Pilar Cancela, Susana Sumelzo y Artemi Rallo.