Adriana Lastra pide la derogación de la reforma local del PP: “Ponemos voz al sentimiento del municipalismo español”

“El objetivo de esta ley no era otro que traspasar servicios locales a manos privadas”, dice de la reforma local del PP la portavoz de Administraciones Públicas y Secretaria Federal de Política Municipal, que defiende una proposición no de ley del Grupo Socialista sobre la derogación de la ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local.

16/03/2016

“Ponemos voz al sentimiento del municipalismo español”, afirmó hoy la portavoz de Administraciones Públicas y Secretaria Federal de Política Municipal, en su defensa en la Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas de una proposición no de ley del Grupo Parlamentario Socialista que pide la derogación de la Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local.

 

“El objetivo de esta ley no era otro que traspasar servicios locales a manos privadas”, dijo Lastra de la reforma local del PP, “poniendo en jaque la base del municipalismo y del modelo que ha garantizado la cohesión social de nuestro país durante los últimos 30 años”.

 

"Priva a las entidades locales de las competencias en materia de prestación de los servicios sociales y de promoción y reinserción social, así como de otras competencias como sanidad, consumo, igualdad o políticas activas de empleo", explicó la dirigente socialista, sentenciando que “toda la gestión municipal, de facto, desaparece”. Así, alertó de que “ataca y daña a la raíz misma del gobierno municipal, recorta competencias a los ayuntamientos y abre el camino a la desaparición o la privatización de los servicios sociales que prestan los ayuntamiento”.

 

“La  reforma del PP consagra una visión exclusivamente economicista de las funciones mismas del Estado, y en especial de las Entidades Locales -añadió Lastra-, al citar la estabilidad presupuestaria como principio rector que debe presidir las actuaciones de todas las Administraciones públicas en vez de situar la atención a  la ciudadanía y la calidad en la prestación de servicios en el centro de su razón ser”.

 

"Hay que dar respuesta a los nuevos retos que se plantean”

 

Esta reforma local del PP “se lleva a cabo, además, en un momento en que las cifras de pobreza en España son cada día más dramáticas”, advirtió Lastra, describiendo que 1 de cada 5 personas viven en nuestro país por debajo del umbral de pobreza, y tenemos una tasa de cobertura por desempleo que ha bajado hasta dejar desatendidas a la mitad de las personas en paro, “mientras que tener un trabajo, ya no garantiza salir de la pobreza en España”, dijo.

 

Tras recordar el pronunciamiento de la FEMP en contra de la reforma local del PP, y la reciente sentencia del Tribunal Constitucional sobre el recurso del Parlamento extremeño que supone “un golpe central e irreversible” a la Ley de racionalización y Sostenibilidad de la administración local, declarando inconstitucionales varios de los artículos, Adriana Lastra apostó porque "hay que dar respuesta a los nuevos retos que se plantean”.

 

“La elaboración de una nueva ley de régimen local, que recoja la realidad competencial de los ayuntamientos españoles y que garantice la adecuada financiación, estable y proporcional, de las mismas, es hoy más urgente que nunca", subrayó, “así como una nueva ley de Haciendas locales que dote de estabilidad, rigor y recursos las competencias asumidas por las entidades locales”.