Aído destaca los "efectos positivos" de Ley Integral y pide mayor coordinación entre administraciones

La ministra afirma que la Ley ha permitido que "las mujeres tengan cada vez más recursos y más opciones para salir de la espiral de violencia"_x000D_

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, destacó este lunes que la Ley Integral contra la Violencia de Género ha tenido unos "efectos positivos" en los tres años que lleva de aplicación, aunque reconoció que se ha detectado algunos "problemas de coordinación" entre administraciones.

De esta forma valoró la ministra de Igualdad, a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa que ofreció en Mérida, la aplicación de la Ley Integral contra la violencia de género, de la que aseguró que ha permitido que "las mujeres tengan cada vez más recursos y más opciones para salir de la espiral de violencia", dijo.

Una ley que ha permitido aumentar los recursos de lucha contra esta violencia, según la ministra, quien resaltó que en España ya existen 92 juzgados específicos sobre violencia de género, además 1.848 efectivos policiales especializados en esta materia, al margen de las policías autonómicas y locales.

En cualquier caso, la ministra reconoció que "tres años es un tiempo quizá demasiado corto para poder analizar el impacto real de una ley de estas características", ya que se trata de una norma que "supone un cambio de sistema", dijo. Esta Ley Integral aborda "un problema estructural, un fenómeno muy complejo", señaló.

Así aseguró que esta norma "está teniendo efectos importantes sobre la población española, no así sobre la población extranjera", por lo que resaltó la necesidad de "intensificar los esfuerzos, incrementar los recursos y mejorar la coordinación", dijo.

IMPLICAR A CC.AA. Y AYUNTAMIENTOS

Y es que, según aseguró Aído, se han detectado "problemas de coordinación" entre administraciones a la hora de aplicar esta ley, por lo destacó la necesidad de implicar a la "no sólo a la administración general del estado, sino también las comunidades autónomas y los municipios, mejorando los sistemas de coordinación existente".

Aseguró que de esta forma se lograría "mejorar también el sistema de protección y que las mujeres maltratadas tengan una mayor confianza en el sistema", señaló.

En ese sentido, resaltó la ministra que "afortunadamente cada vez son más las mujeres que denuncian", de tal forma que el número de denuncias ha aumentado desde 2002 al 2007 en un 71 por ciento, un dato que Aído calificó de "positivo", aunque lamentó que "la sensibilización social sigue siendo baja".

"Por tanto entendemos que tenemos que seguir trabajando en sensibilización y en coordinación entre las distintas administraciones y con los distintos agentes implicados en la protección a las mujeres víctimas de violencia", aseguró Aído, que recordó que la próxima Conferencia de Presidentes tratará este asunto de forma monográfica.