Alejandro Cercas: "Es una gran victoria del Parlamento y de la Europa Social"

"Se ha escuchado a los trabajadores, cuya seguridad y salud en el ámbito laboral estaba en riesgo, y ha escuchado a quienes aspiran a conciliar su vida profesional y laboral"

La Eurocámara ha votado este miércoles a favor de todas las enmiendas de Alejandro Cercas (22) al texto de la Directiva de Tiempo de Trabajo que pretendía imponer el Consejo de la UE, y con este voto fuerza una conciliación entre la Eurocámara y el Consejo.

El ponente del informe en el PE, el eurodiputado socialista Alejandro Cercas, ha felicitado a los médicos, a los sindicalistas, a todos los ciudadanos y ciudadanas que se han movilizado, y a los eurodiputados que, con su voto, han evitado que salga adelante la propuesta del Consejo.

"Hoy hemos demostrado que esta Cámara está viva, que no estamos al servicio de los Gobiernos nacionales sino representados en nuestros electores -ha señalado el dirigente socialista-. Esta casa ha escuchado a los médicos, a los sindicalistas y a los trabajadores, cuya seguridad y salud en el ámbito laboral estaba en riesgo, y ha escuchado a tantas personas que aspiran a conciliar su vida profesional y laboral. El futuro social de Europa estaba en juego, y entre todos y todas hemos parado los pies al Consejo".

En cuanto al llamado "opt-out", o cláusula de renuncia a la jornada de 48 horas semanales para alargarla hasta 65, el dirigente socialista ha obtenido la mayoría necesaria para eliminarlo de la legislación: "Hemos logrado frenar las pretensiones más salvajes y deshumanizadas, porque nos jugamos los derechos sociales colectivos que tanto costó ganar a principios del siglo XX y que constituyen la base de nuestro derecho laboral".

También se ha conseguido que el periodo de guardia médica se considere tiempo de trabajo y que los periodos de descanso se puedan acumular en vez de tomarlos justo después de las largas horas trabajadas

El periodo de conciliación para que el Consejo y el Parlamento negocien un texto de consenso comenzará el próximo mes de enero y puede prolongarse ocho semanas. Si no se llega a un consenso la iniciativa decaerá. En cualquier caso, el debate sobre las jornadas laborales y el derecho social se ha convertido en un tema clave en la campaña electoral para los comicios europeos de junio y una oportunidad para que los políticos demostremos que Europa sí escucha a sus ciudadanos y ciudadanas", ha concluido Cercas.