Alonso acusa al PP de bloquear la renovación del TC y dice que los populares no se ponen ni al teléfono

Asegura que los presupuestos obtendrán un respaldo suficiente en la tramitación parlamentaria y que negociará con todos los grupos

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ha expresado su preocupación por la negativa del PP a cerrar las conversaciones para la renovación del Tribunal Constitucional y ha acusado a los populares de primar los intereses del partido por encima de los intereses del Estado y del mandato de la Constitución. Durante su comparecencia ante los medios de comunicación tras la Junta de Portavoces, Alonso ha expresado su convicción de que los Presupuestos Generales del Estado para 2011 obtendrán un respaldo suficiente durante la tramitación parlamentaria.

Alonso ha recordado que desde diciembre de 2007 hay cuatro magistrados del TC, los designados por el Senado, que han agotado su mandato y que de la propuesta de dos candidatos presentada el PP para la renovación, uno de ellos, Enrique López, fue descartado por los servicios jurídicos de la Cámara alta al no llevar 15 años en el ejercicio de la profesión. “El PP lo tiene muy fácil, sólo tiene que designar un candidato que reúna las condiciones para cubrir la plaza que le falta”.

En este sentido, Alonso ha señalado que tras un primer momento en el que hubo conversaciones entre los portavoces socialista y popular en el Senado, ahora “el PP ni se pone al teléfono” y “está haciendo inviable el acuerdo político que haga posible la renovación del TC. También ha recalcado que los populares están primando sus intereses del partido por encima del Estado y en contra del mandato constitucional”. También ha expresado la preocupación por las consecuencias de este bloqueo por “el deterioro de una institución fundamental que debe tener una legitimidad absoluta”.

Por otra parte, el portavoz ha señalado que la conversaciones para la negociación del los PGE se abrirán a todos los grupos de la cámara y que los contactos que se han mantenido con algunas formaciones son preliminares. En este sentido ha avanzado que las cuentas públicas estarán dentro de los límites que marcan la Constitución, los estatutos y las sentencias del TC.

Asimismo ha señalado que el proyecto de presupuestos obtendrá el respaldo suficiente, una situación que considera buena para el país, más allá de los intereses partidistas, que reforzará la imagen de la economía española en el exterior y la confianza de los mercados

(Nota de prensa difundida el 3 de septiembre de 2010)