Alonso acusa al PP de cuestionar las cuentas de Castilla-La Mancha para justificar su programa de recortes sociales

Denuncia la actitud irresponsable del PP al lanzar “graves afirmaciones, falaces y muy dañinas que trasladan un mensaje de clara desconfianza respecto a la solvencia de España”

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, José Antonio Alonso, ha denunciado la actitud irresponsable del PP al cuestionar las cuentas de Castilla- La Mancha con “graves afirmaciones, falaces y muy dañinas que trasladan un mensaje de clara desconfianza respecto a la solvencia de España”.

En su opinión “Rajoy está asustado y el PP tiene una estrategia clara: van a hacer recortes sociales muy fuertes y para justificarlos tratan de construir un argumento falaz, sin datos ni pruebas”.

Alonso ha señalado que “los mecanismos de fiscalización de nuestro país son muy rigurosos y están fuera de toda duda, somos solventes y nuestras cuentas públicas son transparentes” y ha acusado al PP de “transmitir desconfianza con argumentos falaces, que sólo consiguen hacer daño a España y generar desconfianza en los mercados internacionales sobre las posibilidades del país”.

Por otro lado, el portavoz socialista ha anunciado que el Debate sobre el Estado de la Nación se celebrará finalmente los días 28, 29 y 30 de junio. Alonso ha puesto de manifiesto que “la acusación del PP de que el Gobierno pretendía que el debate pasara desapercibido celebrándolo en julio queda en entredicho” y ha asegurado que “el Ejecutivo tiene mucho interés en el Debate, para que quede claro que mientras el Gobierno se deja la piel por el país, el PP no sólo no está haciendo nada, sino que está poniendo palos en las ruedas y está actuando en contra de los intereses generales del país”.

Finalmente, ante las afirmaciones del portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, sobre la necesidad de un Pacto por la Sanidad que garantice la viabilidad del sistema, Alonso ha defendido que “el Sistema Nacional de Salud es plena y totalmente viable y está siendo bien gestionado por el Gobierno” de manera que “los ciudadanos pueden estar seguros de que el sistema sanitario va a seguir manteniendo la calidad, la eficacia y la cohesión social”.