Alonso apela a la unidad contra ETA y ofrece el diálogo permanente en otros temas

En su primera intervención en la Cámara, el Portavoz socialista recuerda a todas las víctimas del terorrismo

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ha apelado hoy a la unidad de los partidos democráticos para acabar con "la banda de asesinos" de ETA y ha ofrecido un diálogo permanente y una voluntad de entendimiento con todos los grupos parlamentarios en el resto de temas.

Alonso, en su primera intervención en un debate en el Congreso como nuevo portavoz parlamentario del grupo socialista, ha dedicado sus primeras palabras -en la sesión de investidura de José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno- a recordar a las cinco personas asesinadas por ETA en la pasada legislatura y a todas las víctimas del terrorismo.

Sus asesinos, ha advertido, "sólo tendrán el desprecio de todos los seres civilizados y la certeza de que pagarán por sus crímenes". Después de apuntar que no ha sido una sorpresa para nadie que ETA haya vuelto a matar en pleno proceso electoral, ha opinado que, si dependiera de los terroristas nunca habría elecciones ni en el País Vasco "ni en ningún otro lugar". No obstante, se ha mostrado convencido de que ETA no tiene capacidad para condicionar con sus crímenes la política española y vasca, porque sólo son una "banda de asesinos a los que hay que perseguir con todos los instrumentos del Estado de derecho".

Con la firme voluntad de seguir trabajando para que el fin del terrorismo sea posible cuando antes, ha hecho un nuevo llamamiento a la unidad de todas las fuerzas democráticas. Y la mejor manera de recuperar la unidad se, a su juicio, se quebró en la legislatura pasada, es renunciando a los reproches. "Hoy no hay ningún motivo para la división. Los españoles no la comprenderían ni la aceptarían", ha dicho, antes de recordar que Zapatero expuso ayer un marco de lucha antiterrorista, en el que contará con el apoyo "incondicional" del PSOE.

Los socialistas, además, tienen el "firme deseo" de establecer un marco de consenso y colaboración con el PP, ha subrayado Alonso, quien se ha comprometido a hacer todo lo que esté en sus manos para conseguirlo. Un diálogo y entendimiento que el PSOE quiere extender al conjunto de las fuerzas democráticas, y no sólo en la lucha contra ETA, sino en otros temas, ha resaltado Alonso, quien ha urgido a la renovación del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional. "Cualquiera que sean nuestras diferencias, iniciemos esta etapa con la firme e inequívoca voluntad de compartir el futuro", ha animado Alonso a todos los diputados. Porque, de acuerdo con su interpretación, aunque los ciudadanos han encargado al PSOE la formación y el mantenimiento del Gobierno, también han reafirmado el carácter pluralista del sistema político, con una decena de partidos representados en la Cámara.

Así las cosas, su análisis es que el PSOE debe estar abierto a cuantas aportaciones provengan de los otros grupos de la Cámara, porque los socialistas -ha agregado- deben garantizar la estabilidad del Gobierno, pero no renunciarán a ampliar los consensos. "Lo haremos con 169 diputados, pero lo haríamos incluso con más", ha asegurado. Sin embargo, ha precisado que si el 9 de marzo supuso el triunfo del modelo de gobierno de los cuatro años anteriores, también significó el "fracaso" de una estrategia de oposición "basada en la crispación política". Ha puesto sus esperanzas, en este punto, que ese clima sea una cuestión del pasado, y ha hecho hincapié en la necesidad de recuperar la tranquilidad política, que no está...