Alonso defiende la máxima transparencia y publicidad del patrimonio, ingresos y actividades de los parlamentarios

Confía en conseguir una reforma de las pensiones “con el máximo consenso posible”

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, José Antonio Alonso, ha defendido la “máxima transparencia y publicidad” respecto a las declaraciones de bienes, ingresos, renta, patrimonio y actividades de los parlamentarios, tras la carta enviada hoy por el Presidente del Congreso, José Bono, a los grupos parlamentarios.

Respecto al complemento de pensiones de diputados y senadores –del que actualmente se benefician 82 de los más de 3.000 exparlamentarios-, hace una distinción clara: “si hay algún privilegio se debe cortar; pero por razones de justicia y equidad, si hay situaciones de necesidad de gente que ha dedicado al servicio público buena parte de su vida, con limpieza y honestidad, es lógico que no se les deje en la calle una vez que acaba su tarea política”.

En rueda de prensa en el Congreso, el portavoz socialista ha reafirmado la voluntad política del Gobierno de llegar a un acuerdo con los agentes sociales y las fuerzas políticas, para sacar adelante “con el mayor consenso posible” la reforma de las pensiones y “hacer que el buen sistema público de pensiones que tenemos ahora pueda mantenerse en el futuro”.

En este sentido, se ha mostrado convencido de que las conclusiones del Pacto de Toledo, que se votan hoy en el Pleno del Congreso, “serán buenas para hacer una reforma legal del sistema de pensiones con el máximo consenso posible”.

Sobre la reforma, Alonso ha puesto el acento en cuestiones como el periodo de cómputo de las pensiones, la reducción de prejubilaciones y la necesidad de ajustar la edad de jubilación, de manera progresiva y equitativa, a la evolución demográfica de la población española.

Finalmente, José Antonio Alonso ha valorado positivamente la reducción del déficit del Estado, que fue del 5,1% del PIB en 2010, 8 décimas menor del previsto. A su juicio se trata de “un buen dato, que demuestra que España está haciendo una importante tarea de ahorro y ajuste”, lo que “introduce más confianza en la economía española y nos va a permitir pagar menos intereses, recapitalizar al país y estar en condiciones de volver a incrementar las inversiones y mejorar las políticas sociales”.