Alonso destaca que “la fortaleza política de más 11 millones de votos” permite a Zapatero “gobernar sin condicionantes”

Espera que los hechos confirmen la receptividad mostrada por el PP a las ofertas de diálogo formuladas por Zapatero

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, José Antonio Alonso, ha valorado el debate de investidura como “un buen debate”, en el que el candidato socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, “ha hablado de España, de las cuestiones esenciales del Estado y de la sociedad”.



En rueda de prensa, Alonso ha asegurado que “vamos a gobernar con la fortaleza política de más de 11 millones votos recibidos –que se traducen en 169 diputados–, sin condicionantes, pero con diálogo y con búsqueda de negociación y acuerdos en asuntos esenciales para vida de los españoles y para el Estado”.  



El portavoz socialista se ha congratulado de que el PP “haya mostrado receptividad” frente a las ofertas de diálogo que ayer formuló Zapatero y espera que “los hechos confirmen” esta voluntad de acuerdo, especialmente en “los asuntos que afectan a la estructura del Estado y a los intereses y los derechos de los españoles”.



Alonso ha destacado que en el debate de investidura se ha puesto especial énfasis en las cuestiones económicas, y, en este sentido, ha afirmado que, frente al proceso de desaceleración económica mundial, “España es el país mejor preparado para afrontarla”,  porque “vamos a seguir creciendo económicamente por encima de los países de la zona euro” y porque “la excelente gestión económica del Gobierno socialista nos ha permitido acreditar un fuerte superávit que garantiza la posibilidad financiera de seguir desarrollando políticas sociales y de infraestructuras”.



También se ha referido a la inmigración como otra de las cuestiones claves del debate. Para Alonso, es necesario un “tratamiento serio y decente” de esta cuestión: “Hay que buscar un equilibrio adecuado en el control de los  flujos de inmigración”, ha dicho, “aquellas personas que quieren entrar o permanecer en nuestro país sin estar legalmente habilitadas para ello, no podrán hacerlo y serán devueltas a sus países de orígen, como se está haciendo en la actualidad. Sólo podremos asumir los flujos migratorios que, además de esta condición de legalidad, permita nuestro mercado de trabajo”. Además, ha apostado por “la integración de los inmigrantes que están legalmente trabajando en nuestro país”, y ha insistido en la exclusión de “actitudes xenófobas y demagógicas”.



Asimismo, el portavoz socialista ha señalado que el Gobierno “va a seguir apostando y desarrollando políticas sociales”, en particular las referidas a la Igualdad.



Finalmente, Alonso ha insistido en  que “ésta tiene que ser una legislatura en la que la justicia reciba un fuerte impulso de modernización” y ha adelantado que la próxima semana iniciará los contactos con la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, para tratar la renovación del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional, como primer paso imprescindible.