Alonso: "Es una obligación del Gobierno garantizar el suministro de agua a los ciudadanos"

Insta al PP a que "aclare su posición" y diga si está de acuerdo en que se facilite agua a Barcelona para las necesidades básicas

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, José Antonio Alonso, ha afirmado hoy, sobre las medidas adoptadas para abastecer de agua a Barcelona, que “es una obligación del Gobierno garantizar el suministro de agua a los ciudadanos, sean de donde sean”, y ha instado al PP a que “aclare su posición” y se pronuncie sobre “si están de acuerdo o no, si apoyan o no este suministro de agua a Barcelona para cubrir las necesidades humanas básicas”, como se hizo en su día para otras comunidades como Valencia o Murcia.



En declaraciones en el Congreso, Alonso ha señalado que “el Gobierno ha tenido una gestión muy responsable de la política en relación con la gestión del agua en la pasada legislatura y lo va a seguir haciendo, en condiciones transparentes y de acuerdo con todo el mundo”.



El portavoz socialista ha subrayado que “hablamos de necesidades humanas básicas: beber, cocinar, higiene, escuelas y hospitales” y ha explicado que ésta es una “solución provisional”, mientras se pone en marcha la desalinizadora de El Prat, y “no supondrá una disminución del caudal hídrico del Ebro”, que “no se va a ver mermado”, ya que se trata de utilizar el agua disponible.



Una medida que aportará a la capital catalana alrededor de 50 hectómetros cúbicos y que, ha recordado, ya se adoptó anteriormente en condiciones parecidas en la Comunidad Valenciana y  Murcia, con una aportación de casi 135 hectómetros cúbicos.