Alonso se muestra partidario de "seguir avanzado en la retirada de símbolos religiosos”, pero sin “propiciar una legislación prohibicionista"

Anuncia el voto en contra de los socialistas a dos iniciativas y señala que no dejarán que ningún grupo de oposición marque la agenda del Gobierno

El portavoz socialista, José Antonio Alonso, ha anunciado el voto negativo de su grupo parlamentario a las iniciativas de ERC-IU-IC y BNG, que se debatirán esta tarde en el Pleno del Congreso, y que se refieren, respectivamente, a la supresión de los símbolos religiosos en las ceremonias de promesa de cargos públicos y a la revisión de los acuerdos Estado-Santa Sede.



En el primer caso, Alonso se ha mostrado partidario de “seguir avanzando en la retirada de símbolos religiosos”, en coherencia con la defensa de la laicidad por la que aboga el PSOE, pero ha aclarado que “no vamos a promover ni propiciar una legislación prohibicionista. Creemos que ésta es la posición más constitucional”.



Sobre los acuerdos Iglesia-Estado, el portavoz socialista ha señalado que “estos acuerdos son tratados internacionales que formalizan relaciones entre Estados” y que “es una cuestión que pertenece a la agenda del Gobierno y no vamos a asumir que esa agenda la marque ningún grupo de la oposición”. “Sin perjuicio de lo que el Gobierno decida perfilar en el futuro”, Alonso ha recordado, no obstante, que el programa con el que el PSOE concurrió a las elecciones no contemplaba la revisión de estos acuerdos.



AGUA A BARCELONA



Por otro lado, Alonso ha asegurado que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino está trabajando para determinar si el volumen de agua embalsada tras las lluvias de los últimos días en Cataluña es suficiente para atender las necesidades de consumo de los ciudadanos de Barcelona, con lo que “pueden quedar sin efecto las previsiones del Real Decreto Ley” aprobado por el Gobierno para la conducción de agua a Barcelona. “Será la lluvia la que, en su caso, derogará la norma”, ha dicho.



El portavoz socialista ha afirmado que “el Decreto Ley aprobado establece una motivación de urgencia clara: garantizar el abastecimiento. Si la razón de urgencia, es decir, la falta de agua en los embalses, desaparece, lo que sabremos en uno o dos días, las previsiones carecerían de sentido”.



Alonso ha mantenido que el Gobierno, en cumplimiento de su obligación de garantizar el abastecimiento de agua a los ciudadanos y “con el acuerdo de todos”, “hizo frente a un problema eventual” mediante la aprobación de este Decreto Ley, “cuyas previsiones pueden quedar sin efecto dadas las lluvias y en la medida en que el volumen de agua embalsada permita atender necesidades de consumo de los ciudadanos”.



RENOVACIÓN DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL



El portavoz socialista se ha referido también a la renovación de los órganos constitucionales –CGPJ y TC– y ha rechazado la intención del PP de cubrir únicamente la plaza vacante por el fallecimiento del magistrado García-Calvo: “el PP está pidiendo que una plaza vacante desde hace tan sólo unos días sea cubierta inmediatamente, cuando el CGPJ lleva en funciones año y medio y el Tribunal Constitucional tenía que haber renovado a cuatro de sus magistrados hace medio año”.



Alonso ha asegurado que, desde el PSOE, “vamos a trabajar por renovar todas las instituciones del Estado”, teniendo claro que, los miembros de esas instituciones “no son propiedad de ningún partido”, y espera que, “por responsabilidad institucional”, el PP también cumpla con ese compromiso.



PLAN IBARRETXE



Finalmente, sobre el País Vasco, José Antonio Alonso ha reiterado que el plan del