Alonso ve en el "desliz" de Aguirre una prueba de la falta de liderazgo de Rajoy ante problemas internos "tremendos"

Se pregunta cómo puede aspirar Rajoy a querer poner orden en España como presidente del Gobierno "si no puede poner orden en su casa"

El portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, José Antonio Alonso, aseguró este lunes que el desliz de Esperanza Aguirre al hablar sobre Caja Madrid ante un micrófono supuestamente cerrado demuestra la existencia de “tremendos” problemas internos en el PP y la falta de liderazgo de su presidente, Mariano Rajoy.

En una entrevista en Cuatro recogida por Servimedia, Alonso se preguntó cómo puede aspirar Rajoy a querer poner orden en España como presidente del Gobierno “si no puede poner orden en su casa”. Alonso aseguró además que el debate sobre la sucesión de Rodríguez Zapatero como candidato del PSOE lo ha sacado la derecha para intentar debilitar su liderazgo. “Ellos no tienen líder y no quieren que nosotros lo tengamos”, denunció.

Sin embargo, se mostró convencido de que Rodríguez Zapatero “puede, debe y va a ser el candidato”, y lo dirá en su momento, cuando toque, porque ahora está trabajando en aquello para lo que los españoles lo eligieron, luchar contra la crisis económica.

A pesar de que las encuestas sitúan al PSOE en un mal momento electoral, Alonso reiteró que la única encuesta válida son las elecciones y a ellas los socialistas llegarán “en buenas condiciones”, porque los ciudadanos podrán comparar lo que han hecho unos y otros contra la crisis y verán que en el PSOE “nos dejamos la piel” mientras el PP se limita a esperar “que el contrario juegue mal”.

PENSIONES

Por otra parte, Alonso se mostró convencido de que la reforma del sistema de pensiones propuesta por el Gobierno puede concitar consenso, porque no ha percibido “una resistencia de principio absoluta” en los agentes sociales ni en los partidos políticos.

Alonso subrayó, en una entrevista en Cuatro recogida por Servimedia, que nadie ha mostrado una resistencia frontal y por ello se declaró partidario de esperar a comprobar lo que cada cual defiende cuando el debate llegue formalmente a la Comisión del Pacto de Toledo.

En esa comisión los acuerdos se toman por consenso “prácticamente total”, aclaró Alonso, en este caso la geometría variable “no existe”, y ante ello el portavoz socialista reiteró que lo expuesto por el Gobierno es una propuesta, no una imposición, se debatirá sobre las diferencias entre sectores productivos y se estudiará “hasta qué punto” retrasar la edad de jubilación puede ser voluntario.

Insistió también en que el Gobierno parte de la premisa de que España tiene un “muy buen” sistema público de pensiones y el objetivo es que siga siendo así en el futuro a largo plazo, veinte o treinta años, y poder seguir mejorando las prestaciones más bajas.