Álvaro Cuesta subraya que el “escaso seguimiento” del paro demuestra que los convocantes “están solos”

“El aislamiento y el fracaso” del paro pone de manifiesto “la sinrazón de la misma, porque no existía motivo alguno”, dice

El Secretario de Libertades Públicas del PSOE, Álvaro Cuesta ha declarado este jueves, sobre la valoración que le merece el Paro de Jueces convocado por la APM, que “la huelga ha tenido un mínimo seguimiento en toda España, inferior al 10%, y eso que en algunos casos, una minoría de jueces, seguidores de la huelga, hace tiempo que habían solicitado permisos para el día de hoy a efectos de alargar y aprovechar el puente del día 12”.

A juicio de Álvaro Cuesta, también Presidente de la Comisión de Justicia del Congreso, “el escaso seguimiento de la huelga demuestra que los convocantes están solos y aislados, ya que no fue secundada por el resto de las asociaciones judiciales y además fue desautorizada, como inconveniente e injustificada, por la totalidad de las fuerzas políticas parlamentarias”.

Álvaro Cuesta indica que, en su opinión, “el aislamiento y el fracaso” del paro pone de manifiesto “la sinrazón de la misma, porque no existía motivo alguno”. En este sentido, recordó, que los Presupuestos Generales del Estado para el 2010 destinan más de mil ochocientos cinco millones de euros a la justicia, “lo que supone un aumento 13.7%, es decir 219 millones más que el año pasado”, lo que les convierten en “los Presupuestos más altos para la justicia de toda la historia de la democracia”.

Además, Cuesta recordó la reciente aprobación del Plan de Modernización de la Justicia, dialogado y consensuado con más de 100 entidades y colectivos, con las asociaciones profesionales, con las comunidades Autónomas, con el Consejo del Poder Judicial y con las fuerzas políticas parlamentarias. “Dicho Plan de Modernización supone seiscientos millones de euros más para la justicia en los próximos tres años, setecientas cincuenta nuevas plazas de jueces, cuatrocientas cincuenta de fiscales, y ochocientas nuevas plazas de secretarios, garantizando la interoperatividad de los sistemas informáticos y más medios tecnológicos para una justicia en red”.

Finalmente, resaltó el alto consenso parlamentario logrado con la aprobación, en el día de ayer, del Proyecto de Ley de Reforma Procesal para la implantación de la Oficina Judicial, que recoge muchas de las reivindicaciones de distintos colectivos de la justicia, y garantiza una justicia ágil y moderna al servicio de los ciudadanos.

Por todo ello, Cuesta se preguntó: “¿Es la huelga de la APM una treta para cogerse un puente, o pretenden enseñarnos los dientes y las puñetas? ¿Es acaso un pulso o un chantaje al Parlamento, al Gobierno, a las Comunidades Autónomas y al Consejo General del Poder Judicial?”.

En todo caso, concluye, “es una irresponsabilidad antisistema y una deslealtad con el proceso de diálogo constructivo. Por eso, no se entiende la actitud intransigente de la APM, que de forma unilateral y solitaria convoca un paro impresentable. Con esta desleal actitud la APM se invalida como interlocutor, pues surgen dudas más que razonables sobre su lealtad institucional”.

“Afortunadamente, la mayoría de los jueces y magistrados de España, han mostrado, no secundando la huelga, un gran sentido de la responsabilidad y de respeto a la ciudadanía”, finaliza.

(Nota de prensa difundida el 8 de octubre de 2009)