Angel Luna cree que la querella de los socialistas valencianos "ha puesto de los nervios" al PP y "ha evidenciado su debilidad"

El portavoz socialista en las Cortes Valencianas pide explicaciones a Camps y éste le dice: "Le encantaría ir de madrugada a mi casa y que yo apareciera boca abajo en una cuneta"

AGENCIAS

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha lanzado al portavoz del PSPV en las Cortes Valencianas, Angel Luna, la siguiente frase: "Le encantaría coger una furgoneta, venirse de madrugada a mi casa y por la mañana aparecer yo boca abajo en una cuneta". Así fue como Camps finalizó su exposición en la sesión de control celebrada en la Cámara autonómica en la que ha criticado la querella que los socialistas valencianos han presentado por financiación ilegal y otros seis delitos a raíz del 'caso Gürtel' contra 17 personas, entre ellas el propio jefe del Consell, altos cargos 'populares' y varias empresas.

Luna ha recordado que en la anterior sesión de control destacó la "enajenación política" de Camps, aunque, tras su declaración, "casi tendría que replantear el adjetivo que le puse al sustantivo", según ha dicho. En su opinión, la querella ha puesto al PP "de los nervios y ha evidenciado su sensación de debilidad". "Porque no tiene salida y lo sabe", le ha dicho a Camps, quien, a su juicio, "en la balanza electoral ya produce más pérdidas que beneficios".

Luna, que ha recordado que la sesión de control no es para enjuiciar a la oposición, ha acusado a Camps de esconderse "detrás de los empresarios, de la bandera de la Generalitat y las instituciones" para no dar explicaciones sobre la gestión del dinero público, y le ha instado a "poner encima de la mesa" los expedientes de contratación de las empresas adjudicatarias de la Generalitat y que aparecen vinculadas al caso 'Gürtel' en el informe policial.