Antonio Hernando dice que el PSOE dice que ha puesto "en su sitio" a los obispos

Asegura que la entrada "en política" de los mitrados "ha echado una mano" al PSOE para movilizar a sus votantes

El responsable de Movilización en el Comité Electoral del PSOE y portavoz socialista de Interior, Antonio Hernando, aseguró hoy que el Gobierno ha puesto "en su sitio" a los obispos después de que el pasado domingo "entraran en política" con unas acusaciones que, según el diputado, han "echado una mano" a los socialistas en la movilización de sus votantes de cara a las elecciones generales.

En declaraciones a Telemadrid recogidas por Europa Press, Hernando explicó que la concentración del pasado fin de semana ha servido al PSOE para exponer su discurso. "Lo que ha facilitado es decir aquí lo que hay es una Constitución, aquí hay una democracia y unas leyes que se hacen en el Congreso de los Diputados y la voluntad de los obispos no es la voluntad que tiene que imperar para el conjunto de la sociedad", precisó.

De esta manera, el diputado socialista confesó que "seguramente" los obispos les "han echado una mano", a pesar de que lo que habían "intentado" era precisamente "lo contrario", porque pretendían "movilizar al electorado del PP".

OBJETIVO: PRECALENTAR LA CAMPAÑA

A su juicio, esta concentración se ha diferenciado claramente de las otras cuatro que han tenido lugar durante esta legislatura, y que sí contaron con el apoyo del PP, en que en esta ocasión su objetivo claro era "precalentar la campaña electoral". De hecho, según Hernando, el arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, estaba el domingo "más preocupado por los votos que por las familias".

Por esto, dado que los obispos "directamente entraron en política" para "calentar y politizar" la campaña, el Gobierno lo que ha hecho es "poner en su sitio" a los obispos y darles "una respuesta política". "Lo que se les ha dicho es que en este país aparte de la familia cristiana existen otras muchas familias y las políticas de familia se deciden por la voluntad de los ciudadanos expresada a través de sus representantes el Congreso", relató.

"SORPRESA" EN EL VATICANO

El diputado socialista aseguró que las críticas de la Iglesia católica al Gobierno han "sorprendido" a los miembros del PSOE, porque "esto no pasa en ningún país de la Unión Europea", donde existen leyes similares a aquellas por las que protesta la jerarquía eclesiástica en España. "El comportamiento de la Conferencia Episcopal es absolutamente extraordinario en España, a diferencia de lo que pasa con otras conferencias episcopales en países que también se declaran mayoritariamente católicos", apostilló.

Además, Hernando consideró que "esa misma sorpresa" ha llegado incluso al propio Vaticano. "Yo no creo que en Roma todo el mundo esté contento con el comportamiento de los obispos españoles", apuntó.