Antonio Hernando insta a Rajoy a “pedir solemnemente perdón” a las víctimas del Yak 42, “por dignidad hacia ellos y hacia nuestra democracia”

“Ante el informe del Consejo de Estado, su ministra de Defensa ha pedido perdón. Ahora falta usted, señor Presidente, que ayer recibió a las víctimas después de casi 5.000 días”, ha insistido el portavoz socialista.

El portavoz socialista, Antonio Hernando, ha instado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a “pedir solemnemente perdón a las víctimas del Yak 42, a sus familiares y a toda la sociedad española a quien aquellos soldados servían, por dignidad hacia ellos y hacia nuestra democracia”. El portavoz socialista ha reprochado a Rajoy que han pasado casi 5.000 días antes de que, ayer, recibiera por fin a las víctimas.

En la sesión de control al Gobierno, Hernando ha subrayado que “se van a cumplir 14 años de aquella tragedia, pero no son hechos del pasado” y ha señalado que “las familias de las víctimas han tenido que luchar denodadamente por conseguir justicia y verdad”.

“Y lo están consiguiendo. La última expresión de esa verdad es el dictamen del Consejo de Estado, que se tiene que convertir en una resolución justa y no cicatera del ministerio de Defensa”, ha reclamado. “Ante la evidencia su ministra de Defensa ha pedido perdón –continuó- Ahora falta usted, señor Presidente, que ayer recibió a las víctimas por fin, después de casi 5.000 días y hoy tiene la oportunidad de pedir solemnemente perdón a los fallecidos, a sus familias y a toda la sociedad española”, ha insistido.

“El 26 de mayo de 2003, 62 militares españoles que regresaban de una misión en Afganistán perdieron la vida al estrellarse el avión en el que viajaban. Un avión que jamás debió despegar”, ha relatado el portavoz socialista, para quien “el cúmulo de irregularidades en torno a aquel vuelo hace que sea injusto que hablemos de accidente, porque accidente suena a inevitable, y aquel desastre pudo evitarse”.

“Muchas fueron las voces que se levantaron hablando de la mala situación, el mal estado de los aparatos. Incluso los militares confesaban a sus familias que temían más a esos vuelos que a su misión en  Afganistán. Desgraciadamente nadie les hizo caso, y perdieron la vida cumpliendo con su deber porque otros no habían cumplido con el suyo”, ha recordado.

Para el portavoz socialista, tras la tragedia, “se produjo uno de los hechos más vergonzantes de nuestra historia reciente. Un gobierno del que usted formaba parte tenía prisa por zanjar el asunto y el proceso de identificaciones fue un fraude. Y familias que esperaban reconocimiento, verdad y justicia recibieron desprecio y, en algunos casos, amenazas”.

“El máximo responsable de todo aquello –ha denunciado Hernando- fue el entonces ministro de Defensa, Federico Trillo. Alguien que desde entonces ni se ha retractado ni ha pedido perdón por tanta ignominia. Alguien que debería haber desaparecido de la vida política española, y al que sin embargo su Gobierno nombró embajador. Alguien que ahora ha demostrado su catadura moral diciendo que va a regresar al Consejo de Estado”.