Antonio Hernando: “Nos sobran razones para no confiar en Rajoy. Pero no hay razón para mantener el bloqueo y llevar a unas nuevas elecciones”

“Usted no tiene ni nuestra confianza, ni nuestro apoyo. Y, para dar testimonio de ello, el Grupo Socialista va a votar hoy un claro NO a su investidura. Nuestra abstención el próximo sábado le permitirá formar Gobierno, pero no es un apoyo a su Gobierno ni a sus políticas”, ha advertido a Rajoy.

27/10/2016

“Usted no tiene ni nuestra confianza ni nuestro apoyo. Y, para dar testimonio de ello, el Grupo Socialista va a votar hoy un claro NO a su investidura. Será la expresión de que todos los socialistas españoles consideramos que no es usted el Presidente que necesita España”, le ha dicho el portavoz socialista Antonio Hernando a Mariano Rajoy en el debate de investidura a la Presidencia del Gobierno. “Nos sobran razones para no confiar en usted. Pero no hay razón para mantener el bloqueo político y llevar a los españoles a unas nuevas elecciones. Por eso nos vamos a abstener en la votación del próximo sábado, para evitar unas terceras elecciones”, ha añadido. “Nuestra abstención le permitirá formar Gobierno, pero no es un apoyo a su Gobierno ni a sus políticas”, advirtió.

“Nos abstendremos para evitar unas terceras elecciones que los españoles no merecen. Creemos que es nuestra obligación, con el interés general de los ciudadanos, con las instituciones y con nuestra democracia”, ha afirmado Hernando, quien ha asegurado que “para nosotros, ésta ha sido, es, y está siendo, una decisión difícil. En estos meses, muchos socialistas hemos defendido con convicción un voto negativo al candidato del Partido Popular. Con la misma convicción, muchos socialistas defendemos una abstención ante la candidatura del señor Rajoy como medio para evitar nuevas elecciones. Todos los que hemos defendido una u otra opción éramos socialistas, lo defendimos como socialistas y seguimos siendo socialistas “.

Poner fin al bloqueo institucional

El portavoz socialista ha reconocido la responsabilidad de “todos los partidos” en la etapa de bloqueo institucional vivido en el último año. “Pero hoy todos los ciudadanos van a ver que los socialistas somos los responsables de poner fin a esta parálisis. Pensamos que hoy España nos necesita”.

En este reparto de responsabilidades, Hernando ha reprochado a Rajoy su “irresponsabilidad” al rechazar en enero el encargo del Jefe del Estado en la primera investidura. “Afortunadamente, tras esa dejación de sus responsabilidades, Pedro Sánchez, de forma valiente y responsable asumió el encargo de intentar formar gobierno, sabiendo de antemano la dificultad de esa misión”, recordó. Pero “si hoy estamos aquí” es porque “Podemos sumó sus votos al PP para impedir la andadura de un Gobierno presidido por un socialista, por intereses partidarios”, ha lamentado, “y eso lo van a recordar los ciudadanos”. “El único gobierno posible, uno del PSOE con apoyo de Ciudadanos y Podemos, no ha podido hacerse realidad por los vetos entre esas formaciones. Y el resto de las combinaciones no eran deseables para la estabilidad del Gobierno, porque no creemos que se pueda gobernar España con los votos de quienes en este momento quieren separarse de España”, indicó.

Y la consecuencia de las investiduras fallidas “es tener que decidir entre dos únicas opciones: o dar paso a terceras elecciones o desbloquear la situación y permitir la investidura de Rajoy mediante la abstención”, ha puesto de manifiesto. “Esto es lo que podemos hacer y no otra cosa: o abstención o elecciones. No engañemos a nadie”.

Liderar la oposición para rectificar las políticas del PP

Para el portavoz socialista, “lo peor es que el año transcurrido ha supuesto la prórroga de las políticas puestas en marcha desde diciembre de 2011 por el Gobierno del PP”. Hernando ha señalado que “las razones que insistentemente hemos recordado durante estos diez interminables meses para no confiar en Rajoy, siguen estando vivas”: recortes, limitación de derechos, pasividad frente a la pobreza o la desigualdad, insensibilidad, falta de reacción ante la corrupción e inmovilidad política.

Y le ha advertido de que “a partir del lunes, se encontrará al frente de un Gobierno en abierta minoría parlamentaria. Ya no dominará el Parlamento a su antojo. Lo que triunfará será una mayoría de la que usted carece y que, ya le adelanto, en muchas ocasiones se articulará muchas veces en torno al Grupo Socialista. Si su investidura se produce, este Parlamento va a vivir una transformación intensa,  se convertirá en el árbitro real de la política en España”

“Tendrá que discutir y pactar todo cuanto traiga a la Cámara –continuó-. No va a resultar fácil, porque para hacerlo tendrá que dejar de ser Rajoy. Si sus presupuestos son de continuidad, no los apoyaremos. No van a contar con nuestro apoyo para llevar adelante su programa electoral, para imponer sus recetas ideológicas, para cumplir con promesas electorales que sólo benefician a unos pocos y perjudican a la mayoría o para satisfacer a los sectores más recalcitrantes de su partido o de su electorado”.

Así, el portavoz socialista se ha comprometido a “ejercer nuestro papel de primer partido de la oposición desde el mismo momento en que acabe la investidura”, buscando las mayorías necesarias para crear un Ingreso Vital Mínimo para familias sin recursos; suprimir las reválidas e impulsar un Pacto de Estado por la Educación que derogue la LOMCE – “ayer hubo un clamor contra esa Ley. Comprométase hoy a anular las reválidas”, le emplazó-; reponer el derecho al subsidio de desempleo a los trabajadores mayores de 52 años; suprimir el copago farmacéutico para pensionistas y enfermos crónicos; aprobar una Ley de Igualdad Salarial de mujeres y hombres; lograr un Pacto de Estado contra la Violencia de Género; implantar un permiso de paternidad intransferible e igual al de maternidad y un bonus de dos años de cotización a mujeres por cada hijo nacido; aprobar una Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación, y una Ley de Muerte Digna.

También, para poner en marcha una Comisión de Investigación sobre la financiación ilegal del PP y sobre el uso partidista del Ministerio del Interior, derogar las normas restrictivas de derechos y libertades públicas, garantizar la independencia y la neutralidad de RTVE y de la Agencia EFE; reformar el sistema de nombramientos para los órganos constitucionales y los organismos reguladores para evitar su condicionamiento por los partidos y garantizar su independencia.

Junto a estas iniciativas, “promoveremos el inicio inmediato de una fase de diálogo social para la aprobación de un nuevo estatuto de los trabajadores y la derogación de la reforma laboral, subir el Salario Mínimo y recuperar la negociación colectiva”. Además, “nos empeñaremos, prioritariamente, en tres objetivos: revitalizar el Pacto de Toledo para asegurar, tanto la estabilidad financiera del Sistema de Seguridad Social como la garantía del poder adquisitivo de las pensiones; la creación de una subcomisión parlamentaria para afrontar los serios desafíos presentes en la vertebración territorial de España, en particular con el objeto de recuperar la normalidad institucional con Cataluña; y  la adopción de las medidas necesarias para asegurar que nunca más las dificultades para la investidura de un nuevo Presidente del Gobierno deban resolverse mediante nuevas elecciones. Para ello, propondremos, de inmediato una reforma del artículo 99 de la Constitución”.

“Liderar un país es mucho más que ponerse detrás de una pancarta”

“Liderar un país y un proyecto es mucho más que ponerse detrás de una pancarta; también liderar la oposición es mucho más que eso”, ha concluido Antonio Hernando. “Con nuestro voto negativo de hoy y la abstención del sábado vamos a empezar a trabajar para construir una alternativa mayoritaria en esta Cámara”, se comprometió.

Y ha finalizado trasladando un mensaje de confianza a los militantes y votantes socialistas “que viven días y semanas de zozobra”: “Mantendremos lo que nuestra historia nos ha enseñado, seremos fieles a nuestros valores y compromisos, antepondremos las necesidades de nuestros conciudadanos a cualquier interés partidario, conservaremos nuestro sentido profundo de servicio a los ciudadanos. Ellos son nuestra fuerza, ellos son nuestro destino”.

En la réplica, el portavoz socialista ha celebrado que Rajoy “haya dado un pequeño paso” en relación con “las revalidas y los efectos de las revalidas en el curriculum de los alumnos de Bachillerato”, y también “su disposición al diálogo en relación con la crisis territorial profunda que vive este país, que seguramente es el principal problema sistémico que tenemos en estos momentos en España. Pero esa disposición al diálogo o la concretamos o no vamos a conseguir nada”.