Antonio Hernando pide a la vicepresidenta que "no pierda los papeles" como ayer los perdió el Ministerio de Justicia al decir que el PP es el perjudicado por el caso Bárcenas

El portavoz socialista reprocha que el presidente del Gobierno utilice datos de la EPA del cuarto trimestre del pasado año cuando no han sido hecho públicos

Antonio Hernando, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, ha pedido esta mañana a la vicepresidenta del Gobierno que “no pierda los papeles” como ayer los perdió el Ministerio de Justicia al decir que el PP es el perjudicado por el caso Bárcenas. En este sentido, el portavoz socialista ha dicho: “Perdió ayer los papeles el twit oficial del Ministerio de Justicia diciendo que el perjudicado es el PP, Bárcenas se quedó con dinero del PP, no hay una caja B que esté acreditada”.

 

Hernando ha reprochado al presidente del Gobierno que utilice datos de la EPA del cuarto trimestre del pasado año cuando no han sido hecho públicos, por “rigor y sentido institucional. Un poquito de vergüenza”.

 

El portavoz socialista se ha interesado por la valoración de la vicepresidenta sobre la sentencia del Tribunal Supremo que mantiene la ultraactividad de los convenios colectivos a pesar de su reforma laboral.

 

“Los cuatro elementos fundamentales de su reforma laboral fueron la devaluación salarial, la modificación de la negociación colectiva y la facilitación y el abaratamiento de los despidos”, ha criticado, para añadir que la pérdida de la ultraactividad de los convenios ha supuesto un empeoramiento de las condiciones laborales, fundamentalmente de las trabajadoras, y también el abaratamiento de los salarios. “Se han devaluado los salarios como consecuencia de la denuncia de los convenios colectivos por las empresas y lo que hace el núcleo esencial de esta sentencia, que ya se conoce desde hace un mes, es restituir a los trabajadores en esa situación de debilidad en la que ustedes les habían puesto”.

 

En su opinión, el Tribunal Supremo tumba la clave de bóveda de la reforma laboral del PP. “Las dos últimas preguntas orales que yo le he hecho no me contestó. Por eso, las he tenido que registrar por escrito. Hoy le digo que nos diga la verdad y que sea rigurosa. Si el núcleo esencial es tumbar la reforma laboral, ¿qué van a hacer ustedes?, ¿a cuántos trabajadores va a afectar esta sentencia?, ¿van a reformar o no la ley después de la sentencia del Tribunal Supremo?”.