Antonio Hernando señala que “al no claro del PSOE a Rajoy, se unió ayer una razón más: que el PP ha sido acusado de obstruir a la justicia, de encubrir y de destruir pruebas”

El portavoz socialista anuncia que “si este auto adquiere firmeza, el PSOE solicitará la comparecencia de Rajoy para que dé cuenta de las responsabilidades políticas que va a asumir”

“El no del PSOE a Rajoy ha sido claro durante todo este tiempo. A esa negativa del PSOE a apoyar a Rajoy ayer se unió una razón más: que el PP ha sido acusado de obstruir a la justicia, de encubrir y de destruir pruebas”. Así se ha pronunciado el portavoz socialista, Antonio Hernando, ante el auto judicial conocido ayer, que acusa al PP por la destrucción de los discos duros del ordenador de Bárcenas.

 

En declaraciones en el Congreso, Hernando ha anunciado que “si este auto adquiere firmeza durante las próximas semanas, el PSOE solicitará inmediatamente, ante la Diputación Permanente del Congreso, la comparecencia del presidente del gobierno en funciones, Mariano Rajoy, para que dé cuenta de las responsabilidades políticas que va a asumir como consecuencia de la obstrucción a la justicia y el encubrimiento practicado por su partido”. Para ello, el portavoz socialista espera obtener el apoyo de todos los grupos de la Cámara, excepto el PP.

 

Por tanto –subrayó- “si Rajoy no viene antes a una investidura, la primera comparecencia que haga en el Congreso será para dar cuenta de las responsabilidades políticas que va a asumir como consecuencia de la destrucción de pruebas y de la obstrucción a la justicia”.

 

Según Antonio Hernando, “este auto confirmaría judicialmente que el PP de Mariano Rajoy, en el momento en que se descubrieron la trama de sobresueldos, la financiación ilegal y la caja B del PP, decidió que la Audiencia Nacional no tuviera acceso a la información sobre esas tres tramas contenida en los discos duros del ordenador de Bárcenas y decidieron destruirla a conciencia”. En su opinión, la destrucción de los discos duros y los ordenadores de Bárcenas, “no se explica sin la existencia de una trama de sobresueldos, de financiación irregular del PP y de una caja B”.

 

Hernando ha recordado que estos hechos tuvieron lugar en mayo de 2013, época en la que “el PP estaba tramitando con una mano la Ley de transparencia, mientras con la otra mano destruía los discos duros de Bárcenas a martillazos. Mientras su discurso público era la transparencia, la práctica del PP era la destrucción de pruebas y la obstrucción a la justicia”.

 

Asimismo, ha subrayado que “desde su fundación, todos los tesoreros del PP, a excepción de Romay Beccaría, han sido procesados. Ser tesorero del PP y estar procesado es casi una normalidad”. Además, “en cuanto a destrucción pruebas el PP tiene antecedentes: destruyeron las agendas de Luis Bárcenas y los registros de entrada y salida de la sede del PP”.

 

También ha resaltado que “éste no es el único sumario en el que está acusado el PP. Hay otros 3 sumarios más en los que el PP está acusado a título lucrativo o como responsable civil”, y además “está señalado por los delitos de prevaricación, fraude continuado de las administraciones públicas, cohecho continuado, falsedad continuada, asociación ilícita malversación de caudales públicos, estafa, delitos contra la hacienda pública, y otros”.

 

Igualmente, recordó que en la X Legislatura el Grupo Socialista solicitó más de 20 veces la comparecencia del presidente del Gobierno para hablar de los papeles de Bárcenas, de la presunta financiación irregular del PP, de los sobresueldos y de todas las tramas de corrupción en las que está implicado el Partido Popular, pero que “el PP con su mayoría absoluta lo impidió”, y que en la Xl Legislatura, “el gobierno huyo del control parlamentario de esta cámara

 

Finalmente, preguntado por el proceso de investidura, Antonio Hernando espera que “con 137 escaños de partida y habiendo ganado con claridad las elecciones,  Rajoy no dé una tercera espantada”.