Antonio Hernando subraya que el PP "no tiene autoridad moral para dar lecciones a nadie"

Recuerda que ha sido el PP el que "ha pisoteado el pacto antitransfuguismo en Alicante" a través de varias mociones de censura

El Secretario de Ciudades y Política Municipal, Antonio Hernando, considera que “la dirección nacional del PP, en relación con la polémica que ha generado en torno a una hipotética moción de censura en el municipio de Benidorm, no tiene autoridad moral para dar lecciones a nadie”. “Hay que recordar que todo el PP avaló y respaldó la moción de censura que en noviembre de 1991 impulsó Eduardo Zaplana en ese mismo municipio con el apoyo de la concejala tránsfuga del PSOE Maruja Sánchez, quien desde entonces ha estado empleada por la administración pública de la Generalitat, gobernada por el PP”, recuerda.

El político socialista denuncia que “el PP ha pisoteado el pacto antitransfuguismo en la provincia de Alicante impulsando mociones de censura con tránsfugas en los municipios de Denia, Calpe, Villajoyosa y La Vall de Laguar para hacerse con las alcaldías que no pudo ganar en las elecciones”.

Hernando, que sale así al paso del comunicado que la dirección nacional del PP hizo público esta tarde en relación con Benidorm, considera que “resulta sorprendente, y en línea con las elucubraciones de este verano que lleva a cabo el partido de Rajoy, que la dirección nacional del PP se pronuncie sobre un hecho que no ha sucedido, ni se ha anunciado desde ninguna instancia”.

El político socialista agrega que “el comunicado emitido hoy por el coordinador de Política Autonómica y Local de la dirección nacional del PP, Juan Manuel Moreno, es un cúmulo de especulaciones sin sentido”, al tiempo que denuncia que “la dinámica emprendida por el PP en relación con Benidorm lo único que intenta es distraer la atención sobre el desgobierno y la desorganización que se lleva a cabo en el municipio turístico de la mano de su actual alcalde, Manuel Pérez Fenoll, como consecuencia de la fuerte división interna del PP en la provincia de Alicante entre los seguidores de Francisco Camps y el sector adepto al ex presidente Zaplana y al presidente de la Diputación José Joaquín Ripoll. Fue el propio Camps, que avala a Pérez Fenoll, quien autorizó la candidatura que incluye al concejal Bañuls, que hace dos meses abandonó la disciplina del grupo municipal”, concluye.