Antonio Pradas: El PP tiene enfrente a un partido renovado, rejuvenecido y con propuestas coherentes para las demandas de los ciudadanos

Afirma que el PSOE ha encontrado en Pedro Sánchez al hombre adecuado

El Secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, ha asegurado en un entrevista con EP que el Partido Popular tiene ahora “enfrente” un PSOE “renovado, rejuvenecido y con propuestas coherentes y de acuerdo a lo que los ciudadanos demandan, como es una nueva política económica,  poner en marcha medidas para personas sin ningún tipo de ingresos o propuestas relacionadas con transparencia”. A Juicio de Pradas, todo esto hará posible que se haga “realidad” lo que ya apuntan “las encuestas” y es que el PSOE está saliendo de su crisis tras su proceso de primarias para elegir al secretario general y que ha encontrado en Pedro Sánchez al hombre adecuado. “Creemos que hemos dado en la clave”, asegura.

El número tres del PSOE ha señalado que la fuerza de Andalucía se “visualiza” con la amplia representación que tiene en la Ejecutiva Federal y mantiene que Pedro Sánchez asumirá la noción de Estado y la “centralidad y el sentido común” que defiende la presidenta de la Junta, Susana Díaz. “Queremos nuestra propia impronta, ser el partido que ha hecho las grandes transformaciones en España y en el que se pueda reconocer la mayoría de la sociedad”.

En este contexto, Pradas defiende la necesidad de “avanzar y perfeccionar aún más en el Estado autonómico” para llegar al “sentido federal del Estado”. Para ello reconoce que es necesario cambiar la Constitución y “encajar en ella no solo las aspiraciones de Cataluña sino de Andalucía, de Asturias o Valencia, por ejemplo, en materia de financiación y competencias”.  El dirigente socialista pide por tanto “al Gobierno de la nación” que lidere “un clima político y social de sosiego” algo que a su juicio no está haciendo Rajoy con su actitud ante el denominado ‘conflicto soberanista’. “No vemos ningún movimiento por su parte. No ha sabido tomar la iniciativa para ser capaz de reconducir todo esto hacia un debate de reforma de la Constitución donde estén representadas todas las fuerzas políticas y se abra una ponencia constitucional para hablar del tema de la financiación, de las competencias, del Senado…” ha enumerado.

En su opinión, tanto los “intereses nacionalistas de CIU y ERC por una parte como por otra los del nacionalismo españolista han convertido este asunto en un choque de trenes para intentar sacar rédito político cada uno”.