Antonio Pradas: "El PP tiene una idea intermitente de la reforma constitucional"

El dirigente socialista critica que los conservadores "se han dedicado a lo largo del verano a jugar con la ciudadanía" con sus declaraciones contradictorias sobre esta materia

El secretario de Política Federal, Antonio Pradas, ha criticado esta tarde la actitud “desconcertante” que el PP mantiene sobre la reforma de la Constitución, después de que su vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, dijera hoy que su partido ha decidido renunciar a impulsar una reforma constitucional y a incorporar esta iniciativa en su programa. Para Pradas, “el PP tiene una idea intermitente de la reforma constitucional, con un ayer sí, pero mañana no, lo que pone de manifiesto el desconcierto y la incapacidad del señor Rajoy para afrontar una reforma de la Carta Magna que permita mejorar la calidad y la eficacia de nuestra democracia”.

En opinión del dirigente socialista, el PP “se ha dedicado a lo largo del verano a jugar con la ciudadanía, amagando un día con una reforma anunciada por el mismísimo ministro de Justicia, para ser descalificada al día siguiente por la vicepresidenta o la presidenta de Madrid, y a renglón seguido para aparecer el presidente del Gobierno para decir que se plantearía en la próxima legislatura, algo que Casado ha descartado hoy mismo”.

Pradas ha salido también al paso de las acusaciones de Casado sobre “globos sonda”. Para el responsable socialista, “los maestros de los globos sonda y de la mentira son los dirigentes del Partido Popular que, ante la falta de propuestas frente el desafío soberanista, no dudan en utilizar la estrategia del palo y la zanahoria en una materia tan sensible para el conjunto del Estado”.

“Hay una cosa que el conjunto de los españoles debe tener claro. El PSOE sí que está dispuesto a liderar el diálogo con todas las fuerzas políticas y sociales para acometer una reforma de la Constitución que garantice el estado de bienestar, puesto en riesgo por el Gobierno de Rajoy, que actualice nuestras instituciones para adaptarlas a los nuevos desafíos y mejore el funcionamiento de la estructura territorial del Estado. Y que el PP sepa que no es verdad que a los ciudadanos no les interese este tema: los españoles y las españolas han podido disfrutar de una democracia gracias al pacto que dio lugar a la Constitución del 78 y ahora estarían dispuestos a reeditar ese acuerdo ciudadano para perfeccionar nuestra democracia”.

Pradas subraya que el PSOE “no se ha movido un ápice” de su propuesta de reforma, formulada en la Declaración de Granada de 2012. “Hace casi un año que el GPS llevó una propuesta para iniciar en el seno de la Comisión Constitucional los trabajos para consensuar el alcance de dicha reforma. Y hace un par de meses que una comisión de expertos están trabajando, por encargo del PSOE, en una propuesta programática sobre la reforma constitucional de cara a la próxima legislatura. Luego está clara nuestra la voluntad política y nuestra responsabilidad. Y está claro que es el Partido Popular quien está teniendo un doble lenguaje en una materia tan delicada”, concluye.