Antonio Pradas: “En tiempo de balances, Rajoy debería hacer también inventario de sus casos de corrupción”

Denuncia que “sin el dopaje de la corrupción, el PP habría ganado pocas carreras electorales”

26/10/2015

El secretario de Política Federal, Antonio Pradas, ha asegurado hoy que “ya que Mariano Rajoy está haciendo hoy balance de la legislatura, debería también hacer inventario de sus casos de corrupción”.

Así lo manifestaba, tras conocer que el juez de Instrucción de Palma, José Castro, investiga, en el marco del caso Son Espases, la reforma de la sede del PP nacional en la calle Génova. Castro ha dictado hoy una providencia, por la que ordena a la presidencia nacional del PP que entregue una relación de las obras de remodelación que se hayan llevado a cabo en su sede durante los años 2002 al 2010, las empresas contratadas y subcontratadas que las hayan realizado y las facturas originales que acrediten su pago.

Pradas aseguró haber echado en falta en el “balance triunfalista” de legislatura de Rajoy “uno de sus mayores logros: extender la corrupción del PP desde el Cabo de Gata hasta Finisterre; eso sí, el epicentro ha estado siempre en Génova", apuntó.

El responsable socialista ha denunciado que la legislatura del PP permite “muchos tipos de balances”. Así, recordó que “desde el punto de vista territorial, pocas comunidades se libran de la larga sombra de la corrupción del PP. Gürtel se extiende desde Galicia hasta La Rioja; desde Euskadi a Andalucía; de Castilla y León, hasta Baleares; desde Valencia o Murcia hasta Castilla La Mancha y el mismo corazón de la Comunidad de Madrid”. "Todos los caminos de la corrupción conducen al PP", afirmó Pradas, para quien “es inconcebible que el Presidente del Partido Popular y Presidente del Gobierno no tenga nada que decir sobre este asunto”.

A su juicio, la conexión entre la adjudicación  de Son Espases en Baleares y las obras de la sede de Génova, “ponen en evidencia la magnitud de esta trama, de la que no se libra nadie de la estructura territorial del PP que, según algunas informaciones, recaudaba el 3% de las adjudicaciones”.

"Son tantos casos, tan graves y tan extendidos en el tiempo, que llega uno a pensar si el PP habría llegado a gobernar en algún sitio si no hubieran concurrido dopados a tantas elecciones", afirmó. "Estoy convencido de que sin el dopaje de la corrupción, el PP habría ganado pocas carreras electorales", sentenció.