Antonio Pradas exige a la senadora García-Pelayo que renuncie a su escaño o que Rajoy le pida el acta

Para el PSOE, “es bochornosa esta retahíla de noticias relacionadas con el caso Gürtel, que afecta ya al conjunto de la geografía nacional, sin que nadie asuma ninguna responsabilidad”

El secretario de Política Federal, Antonio Pradas, ha exigido la renuncia de la senadora popular María José García-Pelayo por su responsabilidad penal en la trama Gürtel. Una vez conocido el auto de imputación de la también exalcaldesa de Jerez, en el que se le atribuye responsabilidad penal por indicios racionales de criminalidad, Pradas considera que la política conservadora “debe presentar de forma inmediata su renuncia al cargo de senadora; si no lo hace, Rajoy debe exigirle su acta”.

            Según el auto, que eleva la exposición razonada a la Sala II del Tribunal Supremo, en la exalcaldesa y senadora popular, en su calidad de responsable del Instituto de Promoción y Desarrollo de la Ciudad de Jerez, concurre una “indiciaria responsabilidad penal” al ponerse de manifiesto numerosas irregularidades en distintos expedientes de contratación a favor de empresas de Correa, protagonista de la trama Gürtel.

El auto describe de forma muy pormenorizada “numerosas irregularidades” en relación a la prestación de servicios para el desarrollo de la Feria Internacional del Turismo FITUR 2004, por valor de 304.000 euros, que deberían haberse tramitado a través de un procedimiento abierto y no a través de procedimiento abierto sin publicidad, así como falseamiento de fechas y suplantación de órganos competenciales. Para el Juez, “la actuación desarrollada por la senadora popular ha podido revestir los caracteres de delito continuado”.

Pradas ha recordado que por este mismo caso fue citado por el Juez Ruz el pasado 28 de abril, Isidro Cuberos, exjefe de Prensa de Javier Arenas, cuando éste lideraba el PP de Andalucía y en su etapa de ministro de Trabajo.

Para el PSOE, “es ya bochornosa esta retahíla de noticias relacionadas con el caso Gurtel, que afecta al conjunto de la geografía nacional, sin que nadie asuma ninguna responsabilidad”. “No hay rincón de España donde no haya metido la mano el PP a través de este tipo de trapicheos que presuntamente sirvieron para financiar sobresueldos, campañas territorializadas y obras en sedes populares”, denuncia el dirigente socialista.

Por último, Pradas pide al líder de los populares andaluces, Moreno Bonilla, “tan exigente a la hora de pedir responsabilidades a los demás”, que tenga “la gallardía política de exigir la dimisión de la senadora popular y que se abstenga de dar lecciones de moralidad hasta que el PP de Andalucía explique las circunstancias de este caso que huele tan mal”.