Antonio Pradas: "La indecencia del PP valenciano no es sino una réplica de las prácticas de Génova"

Para Pradas, aplicando la misma reacción de la dirección del PP en Valencia, "hace tiempo que debieran haber disuelto a la dirección nacional y constituido una gestora en Génova"

El secretario de Política Federal, Antonio Pradas, considera que la investigación abierta por la justicia contra todos los concejales y asesores del PP de Valencia demuestra “que la indecencia en el PP valenciano no es sino una réplica de las prácticas de Génova”.

Pradas ha mostrado su sorpresa por la sobreactuación de algunos responsables del PP, “soltando lágrimas de cocodrilo y anunciando acciones judiciales contra estos comportamientos, cuando las actuaciones que ahora censuran son las mismas o muy parecidas a las que viene practicando el PP a nivel nacional desde hace más de 20 años y por la que ha sido imputado todo el partido”. Ante el hecho de que la práctica totalidad de los ediles del Partido Popular en Valencia estén siendo “investigados” (imputados hasta la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), Pradas subraya que es llamativa la resistencia del PP a asumir responsabilidades, por lo que cada día estamos más convencidos de que la única forma de que el PP se limpie es pasar unos años en la oposición”.

Por ello, Pradas considera que “no sorprende” que la respuesta de la cúpula del PP “sea siempre la misma: los mensajes de ánimo a Bárcenas; los piropos en público a Rus, Matas, Camps o Fabra; las justificaciones en torno a una eventual implicación de la exalcaldesa Rita Barberá, lo que pone de manifiesto una connivencia entre la dirección del PP y este tipo de prácticas, que producen sonrojo a toda la sociedad".

Para Pradas, aplicando la misma reacción que ha adoptado la dirección del PP en Valencia, “ya hace tiempo que debieran haber disuelto a la dirección nacional y constituido una gestora en Génova, ya que de los informes de la UCO y de varios autos judiciales se puede deducir que las cajas B y el blanqueo de financiación irregular era algo habitual para los populares”. “Lo que hubiera ocurrido en las elecciones municipales, autonómicas y generales sin estas ayudas ilegales que recibió el PP nunca lo sabremos; lo que sí es seguro es que si estos comportamientos se producen en el mundo deportivo, les retiran los títulos, porque eso es lo que le ocurre a un deportista que gana una medalla o un título cuando se prueba que iba dopado”, ironiza Pradas.