Antonio Pradas: “Si la Justicia funciona como es debido, Rajoy no podrá irse de rositas ante el escándalo Gürtel”

El dirigente socialista subraya que la contundencia del auto pone de manifiesto “que han fracasado todos los trucos del PP para eludir su responsabilidad”

El secretario de Política Federal, Antonio Pradas, considera que “sería un escándalo” que Mariano Rajoy, como “máximo responsable de un partido político en el que han existido prácticas, entre otras, de organización criminal, asociación ilícita, falsedad documental o delitos contra la hacienda pública” durante al menos 20 años, no tenga que asumir responsabilidades por conocer y consentir tales prácticas. Pradas sostiene que “si la Justicia funciona como es debido, el PP y Rajoy no podrán irse de rositas por estos hechos ilícitos, que suponen un escándalo sin precedentes, porque es imposible desvincular estos ilícitos penales, civiles y fiscales, de los máximos responsables del PP”.

Estas son las acusaciones detalladas en el auto en virtud del cual se abre juicio oral contra los extesoreros Bárcenas, Lapuerta y Páez Vicedo y contra el propio Partido Popular por la formación y funcionamiento de una caja B, que se nutría de la trama Gürtel y en base a las cuales el juez pide una fianza al PP de 1,2 millones de euros, explica Pradas.

“Es del todo improbable que los máximos responsables del PP no conocieran estas prácticas irregulares, cuando los fondos de esa caja B se gastaban en pagar, según el propio auto, “retribuciones, complementos y compensaciones” a los dirigentes del PP, sus campañas electorales, así como la reforma de la Calle Génova.

Para el dirigente socialista, “la contundencia del auto” pone de manifiesto “que han fracasado todos los trucos del PP para eludir su responsabilidad”. “Ni los intentos de aparecer como perjudicado, ni la destrucción del disco duro, ni las maniobras dilatorias, han servido a los populares para conseguir el sobreseimiento”, sostiene Pradas.

Por todo ello, el número tres del PSOE insiste en que el Partido Socialista “seguirá exigiendo responsabilidades políticas, con independencia de las responsabilidades civiles y penales, que cada vez son más evidentes”.