Aprobado el plan para la reducción del déficit con la abstención del PP

El acuerdo confirma la senda de reducción del déficit autonómico contenido en el Programa de Estabilidad y Crecimiento enviado a Bruselas

El Gobierno y las Comunidades Autónomas han aprobado este lunes el plan de reducción del déficit para alcanzar el 3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2013, si bien las autonomías gobernadas por el PP se han abstenido a pesar de haberse mostrado de acuerdo con los objetivos de estabilidad.

Así lo ha manifestado en rueda de prensa la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), en la que también se ha aprobado, con el voto en contra del PP, la creación de un grupo de trabajo para diseñar propuestas de reducción del gasto.

Salgado ha explicado que durante la reunión, las comunidades del PP se han manifestado "completamente de acuerdo" con la senda de reducción del déficit, por lo que "no se entiende muy bien –ha dicho- su abstención".

ACUERDO GLOBAL

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha presidido este lunes la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en la que se ha alcanzado un acuerdo entre Estado y gobiernos autonómicos para cumplir con el objetivo de reducir el déficit al 3% del PIB en 2013.

Los representantes autonómicos han aprobado el Acuerdo Marco para la sostenibilidad de las finanzas públicas para el periodo 2010-2013, que les fue remitido por el Ministerio de Economía y Hacienda el pasado 3 de febrero, coincidiendo con el envío a Bruselas de la actualización del Programa de Estabilidad y Crecimiento 2010-2013.

La propuesta concreta las fases mediante las que se modulará la consolidación fiscal de las cuentas públicas, con el objetivo de reducir el déficit al 3% del PIB a la altura de 2013, y plantea un esquema paralelo al establecido para la Administración General del Estado: una primera fase, de acción inmediata, que se instrumenta mediante las medidas

incluidas para 2010 en los presupuestos y en los planes de reequilibrio a presentar por las comunidades autónomas, y respecto a los que debe pronunciarse el Consejo de Política Fiscal y Financiera; y una segunda fase, para el periodo 2011-2013, estructurada en torno a los objetivos de estabilidad para dicho periodo y a la aplicación de los compromisos adquiridos en el Acuerdo Marco.

Estos últimos hacen hincapié en la reducción del déficit, la contención y la mejora de la eficiencia en el gasto; el mantenimiento a medio plazo de los niveles de deuda establecidos en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, y la mejora de la información y la transparencia en materia de plazos de pago y de gastos pendientes de aplicación presupuestaria.

GRUPO DE TRABAJO

Para el desarrollo detallado de estos objetivos las CCAA se han comprometido a elaborar, en el plazo de tres meses, planes de racionalización y eficiencia del gasto público. Para ello, se ha acordado la constitución de un grupo de trabajo en el seno del CPFF que se encargará de hacer propuestas en materia de reducción y mejora de la eficiencia del gasto y al que se encomendará la valoración y seguimiento de la información solicitada a las CCAA.

El acuerdo incluye el compromiso de aplicación de una política de contención de los gastos de personal, que se instrumentará a través de una senda de austeridad en materia de retribuciones, una estrategia restrictiva en la configuración de las ofertas de empleo público y una política de racionalización de los recursos humanos al servicio de la Administración. Este compromiso se engarza con el contenido del Plan ...