El PSOE defiende una España autonómica basada en políticas de cercanía y gestión de la diversidad

Madrid, 17 de marzo de 2018.- El secretario de Política Federal del PSOE, Patxi López, ha sido el encargado de moderar la cuarta Masterclass de la Escuela de Buen Gobierno Jaime Vera-Ahora Gobiernos en Europa y que ha contado con las intervenciones del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el presidente de Aragón, Javier Lambán; la presidenta de Illes Balears, Francinca Armengol, y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page.

 

El secretario de Política Federal y exlehedakari, Patxi López, en la apertura de  la masterclass, ha asegurado que, “después de 40 años de vigencia de la Constitución, hay cosas que han aparecido y que antes no existían”, “cosas que no funcionan como debieran”, y “está en riesgo” el acuerdo social y territorial” que fundamenta nuestra Carta Magna, “por las políticas de la derecha y de un nacionalismo que busca su encaje no se sabe muy bien dónde”. “Por tanto, –añadió López- el objetivo de los socialistas es reconstruir el pacto ciudadano para seguir teniendo un país que nos dé acomodo a todos y a todas, a los distintos con derechos y oportunidades iguales”.

 

López ha insistido en que “España no es un puzzle en el que las piezas encajan mal, y alguno se quiere llevar su pieza no se sabe dónde, pretendiendo encajarla en otra parte. España es sobre todo un pacto de ciudadanos distintos, libres, que acuerdan tener iguales derechos, que acuerdan unas normas de convivencia y cómo conseguir un progreso colectivo”.

 

Ese pacto ciudadano –explicó- “tienen dos bases fundamentales: el pacto social, que nos da seguridad vital y nos garantiza que todos vamos a tener iguales oportunidades, a través del Estado del Bienestar y los servicios públicos; y  un pacto territorial, que lo que hace es reconocer nuestra diversidad e impedir que nadie tenga la tentación de uniformarnos en asuntos identitarios. Y ese pacto lo acabamos firmando en la Constitución española”.

 

“Esos dos acuerdos –el social y el territorial- se han ido fundiendo en uno y, de hecho, hoy la España de las autonomías es sinónimo de Estado del Bienestar, pues gestionan la sanidad, la educación, las políticas sociales, las políticas activas de empleo…”, en definitiva, “el autogobierno hoy es política de cercanía y gestión de la diversidad”.

 

Respecto a la financiación autonómica, López ha exigido al gobierno del PP que “ponga encima de la mesa un nuevo sistema de financiación” para garantizar los sistemas públicos de educación, sanidad o dependencia. Ha pedido también clarificar el marco de competencias del Estado y las comunidades y una reforma del Senado que lo convierta en una cámara territorial en donde “las partes acuerden donde queremos que vaya el todo”.

 

 

 

Lambán

 

Por su parte, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha centrado su intervención en explicar el trabajo llevado a cabo por su gobierno desde 2015, y que calificó de “una especie de proeza” pues “hemos gobernado con pocos diputados, con poco presupuesto y hemos alcanzado prácticamente todas las metas que nos propusimos”.

 

“Llegamos con el compromiso de dedicarnos  a recuperar los servicios públicos destrozados por los gobiernos de la derecha y el propósito de recuperar los derechos vinculados a ellos. Hicimos un pacto de gobierno y empezamos la andadura del gobierno reconstruyendo los servicios públicos”, tales como “la educación, la sanidad, la dependencia, las relaciones con la universidad, destinando dinero a I+D+i y reactivando los sectores estratégicos de la economía aragonesa, dejada en el más lamentable abandono por la derecha”.

 

“Hemos hecho tres presupuestos y a día de hoy todos los ajustes y recortes de la derecha han sido ya enjuagadas”, volviendo a  niveles equiparables en prestación de servicios, y mejorados en calidad, a los que existían antes de la crisis. Además –explicó Lambán- la economía de Aragón “está funcionando mejor que la media española en parámetros como el PIB, el empleo, las exportaciones, el consumo interno o la confianza de los empresarios”, por lo que –añadió- “algo habremos tenido que ver”.

 

Junto a todo esto, Lambán señaló que también su gobierno tuvo claro desde el primer día la necesidad de  “construir España desde la cooperación con el resto de CCAA, el llamado federalismo cooperativo”; de ahí que hayan “desarrollado el sector de la logística” de la mano también “del presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, o incluso del huido Puigdemont. También con el gobierno vasco o con el andaluz en la llamada plataforma de Antequera”; todo ello basado en la “unión de intereses”.

 

Concluyó señalando que  “hacia el federalismo se avanza por la vía de la Constitución. De hecho es algo que ya tenemos y que es cuestión de culminarlo y darle forma con esa reforma” de nuestra Carta Magna “que hoy se antoja difícil, pero que algún día será posible plantear”. De todos modos, añadió, “al federalismo se avanza por la vía de los hechos y de las políticas concretas”. Abogó finalmente por culminar el trabajo iniciado por la democracia de “ir hacia una España en red, donde todos los territorios y ciudades tengan sus oportunidades y se puedan desarrollar en términos de igualdad”.

 

Sobre financiación autonómica, Lambán se ha mostrado poco optimista sobre la posibilidad de que haya un nuevo sistema de financiación, ya que “el gobierno de España no tienen voluntad política real” de alcanzarlo, entre otras cosas porque “para afrontarlo con éxito hace falta mucha más aportación de dinero” y eso no es posible sin una reforma del sistema fiscal en su conjunto. También ha criticado la falta de armonización fiscal entre CCAA, criticando la “loca carrera” que han protagonizado los distintos territorios en la bajada de impuestos por motivo electorales, lo que les resta “legitimidad” a la hora de pedir al gobierno central una reforma del sistema de financiación. Habló de lo difícil que resulta conjugar las distintas posturas, que se dan incluso dentro de un mismo partido, por lo que “la complejidad de este debate hemos de reconocerla y asumirla. La CEF tendrá que hacer algún intento para armonizar posiciones, pero no lo tienes fácil, Pedro”.

 

Fernández Vara

 

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, recordó que este año se cumplen 35 años del estado de las autonomías en nuestro país, un periodo en el que “hemos hecho mucha cosas bien y algunas mal” y señaló que “el papel que le corresponde ahora al PSOE en la reforma federal que pedimos de la Constitución es acabar de definir el proyecto, es decir, poner punto y final al desarrollo autonómico de nuestro país”.

 

“Acabar el edificio constitucional solo lo puede hacer el PSOE. Primero, porque es el único que se lo cree y porque es el único que lo sabe hacer, porque es el único capaz de vender un discurso que se entienda en todas partes”. Y esto es así, dijo, “porque no cambiamos nuestros principios y nuestros conceptos en función de las rachas de viento, sino en función de las convicciones profundamente sentidas”, dijo.

 

Así, explicó que “en esa reforma federal de la Constitución deberíamos de establecer un proceso que delimitara con toda claridad cuáles con las competencias que tiene el Gobierno de España y que los Estatutos de Autonomía recojan como competencia de las CCAA lo que no esté como competencia reconocida en la Constitución del Gobierno de España”. A su juicio, es en los Estatutos de Autonomía donde también cada CCAA debería definirse como nacionalidad, como región, o como quiera, en función de lo que decida cada Parlamento Autonómico.

 

Asimismo, Vara denunció que “no se haya desarrollado la reforma del Senado en paralelo a la construcción del Estado Autonómico” y que “el Congreso se haya convertido en la Cámara de representación territorial”.

 

Por último, el presidente extremeño aseguró que “España no es solo la suma de 17 trozos, España es mucho más que la suma de 17 trozos”, y añadió que “tanto hemos hablado de los que nos diferenciaba que nos acabamos olvidando de los que nos unía, que es un proyecto común de país compartido”.

 

El presidente extremeño se ha referido también a la financiación autonómica. Se mostró convencido de que a partir de mayo, cuando falte un año para las elecciones, “nadie va  a meterse” en esa negociación en la que puede parecer que haya vencedores y vencidos, por lo que “hay que intentar mejorar lo que hay para traer recursos al sistema”. Destacó que “los mecanismo de cooperación están poco engrasados”, criticando el escaso número de conferencias de presidentes que se han realizado y ha subrayado, más allá del dinero, “la defensa de lo público se hace gestionando bien”.

 

 

Armengol

 

Durante su intervención, la presidenta de Baleares,  Francina Armengol, señaló que su CCAA “quiere aportar mucho a España y quiere seguir compartiendo ese proyecto común y, por tanto, dibujar juntos la España que queremos de presente y de futuro”. En este sentido, defendió que nuestro país avance hace un estado federal, porque la España autonómica ha hecho avanzar mucho a todos los territorios y a los ciudadanos en estos 35 años”, pero “cuando las decisiones se toman desde instituciones más cercanas a los ciudadanos se toman mejor”.

 

Armengol, que desgranó las políticas que está llevando a cabo su gobierno y denunció las políticas del Ejecutivo del PP y cómo afectan a las CCAA, se mostró convencida de que “el PSOE puede arreglar los problemas urgentes que tiene España”, como está demostrando allí donde gobierna, y por eso “es necesario que Pedro sea presidente de España ya”, dijo.

 

“También hay que hacer la Constitución del 2018, 2019 o 2020, la de la generación que vive y que tiene que pensar el futuro de cómo quiere que vivan sus hijos y sus nietos” y “lo tenemos que hacer juntos entendiendo que la realidad de España es plural y diversa”, apuntó.

 

Así, abogó “por que haya un espacio de relación, de toma de decisiones entre el Gobierno de España y las CCAA”, porque “la política solo se entiende desde el pacto y desde el diálogo”. En relación con el sistema de financiación autonómica, Armengol señaló que “no es normal que el sistema de financiación sea oscuro y opaco y que se utilice de forma permanente por parte del Gobierno de Rajoy como un chantaje político a las CCAA”. Por ello, defendió que “la Constitución tiene que marcar unas reglas de financiación y cada uno defenderá su territorio con garra, pero todos los socialistas defenderemos que todos los ciudadanos de España puedan acceder a los mismos servicios públicos”, concluyó.

 

 

García Page

 

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, ha recordado en su intervención que fue “el ansia de igualdad” lo que impregnó el nacimiento de la Constitución y del sistema autonómico en España que aspira “a crecer de forma cohesionada y repartiendo” la calidad del Estado del bienestar.

 

Precisamente, Page se ha referido a la financiación autonómica en su discurso y ha remarcado que el 90% de los gastos de una autonomía “están en la gestión de la educación, la sanidad y los servicios sociales”, pero es necesario “resolver que los ingresos de las autonomías dependen de la dinámica económica”  basada en el IVA y el IRPF y “resulta más sencillo cerrar un embajada que un hospital”.

 

García Page ha señalado que “a todos los que estamos aquí el gobierno del PP nos ha mandado mensajes, por arriba y por abajo, permanentemente para que presionáramos al PSOE para aprobar los Presupuestos, a condición de despejar los problemas autonómicos”. “Y quiero que quede muy claro, que todos los presidentes hemos dejado muy claro que no vamos a aceptar un chantaje de Montoro; hay que arreglar los problemas de la financiación autonómica independientemente de que el PSOE tenga una posición, que evidentemente es de rechazo ideológico a los presupuestos el PP”.

 

El presidente de Castilla-La Mancha también se ha referido a la actualidad. Ha asegurado que el Pacto de Toledo “fue una aportación de generosidad del PSOE” que “quisimos evitar que la derecha, por ejemplo, se saliera con la suya: cambiar el modelo de pensiones de reparto a uno de capitalización, como dice Rajoy, que vayamos ahorrando”. Para Page, la ciudadanía tiene que tener claro que “lo que está pasando no es por el Pacto de Toledo sino por el incumplimiento del Pacto de Toledo” por parte del Partido Popular.

 

El castellanomanchego además ha remarcado que “en un momento de crisis gana el que más certidumbre ofrece y nosotros solo nos tenemos ejemplos de presidentes y alcaldes y alcaldesas para ofrecer más certidumbre que ningún otro partido”. Y dirigiéndose a Pedro Sánchez ha lanzado que a los socialistas “no nos van a quitar la moral con ninguna encuesta porque estamos en las mejores condiciones de revalidar” victorias.