Barreda avisa que habrá un Estatuto cuando PP "tenga dirigentes que piensen en Castilla-La Mancha"

Acusa a Cospedal de "defender a Valcárcel, a los regantes de Murcia y a los campos de golf de esa comunidad autónoma"

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aseguró este lunes que la no aprobación de la propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía de la región como

consecuencia del voto contrario del PP no va a suponer "ni mucho menos" que decaigan las "reclamaciones" de la región, y que las "reivindicaciones siguen y seguirán en pie, hoy con más firmeza que nunca", advirtió el presidente, al tiempo que afirmó que habrá un Estatuto cuando el PP "tendrá dirigentes que piensen en Castilla-La Mancha".

Durante el pleno monográfico en las Cortes regionales para debatir la retirada de la propuesta, que actualmente se encuentra en tramitación en las Cortes Generales, Barreda sostuvo, entre los aplausos de la bancada socialista, que "con la fuerza de la razón y del sentido común, plantearemos batalla río a río, cuenca a cuenca, plan a plan, trasvase a trasvase, reclamando lo que nos corresponde por la acción política, con la movilización social".

"Les aseguro que ya nunca las cosas serán igual, que ya nunca contarán con nuestro silencio, con nuestra pasividad, con la apatía, porque esta campaña que continuará ha servido para despertar la conciencia de los ciudadanos sobre la importancia de defender el agua, para afianzar el dignidad de una región que quiere ser tratada como las demás", apuntó el presidente.

Añadió que "más adelante, cuando el PP de esta región tenga dirigentes que piensen en ella, tendremos un estatuto que defienda por unanimidad nuestros intereses; mientras tanto, lucharemos siempre cada vez con más fuerza y más pasión, cumpliendo la palabra dada a nuestros paisanos".

El presidente regional celebró que hoy "todos los españoles y todos los castellano-manchegos"

saben que la suya es "la única región de España que cede agua, la única que desde la que se trasvasa". "Que no nos llamen encima insolidarios", indicó Barreda, quien aseguró que "todos los ciudadanos saben que esta tierra forma parte de la España seca, y necesita agua para su propio futuro".

Barreda, que parte de su intervención la dedicó a repasar el proceso de gestación y negociación del texto, reprochó a la secretaria general del PP y presidenta de la formación a nivel regional, María Dolores de Cospedal, su actitud durante todo este tiempo, manifestando que cuando fue nombrada 'número dos' del PP su posición hacia el agua y el trasvase comenzó a matizarse y a "cambiar sustancialmente".

"NO SEA QUE SE MOLESTE A MURCIA"

Barreda, que preguntó a Cospedal si sobra agua en Castilla-La Mancha, señaló que la supuesta firmeza que mantuvo antes de las elecciones se "vuelve delicadeza" posteriormente "no sea que moleste a Murcia". Además, consideró que su no intervención en la toma en consideración del texto hizo entender a los dirigentes del PP que el Estatuto a Cospedal "no le interesaba lo suficiente como para tomarse la molestia en defenderlo en el Congreso".

Entre otros aspectos, Barreda destacó que el PP siempre ha tratado de "escurrir el bulto" como en la manifestación del 20 de junio de 2009 en defensa del río Tajo y Alberche, pero según indicó, él no podía aceptar que se dieran "largas infinitamente" en el ...