Beatriz Corredor estudia dar ayudas "temporales" a separados y divorciados, preferentemente con hijos

Se estudia poder extender estas ayudas a otros colectivos como mujeres víctima de la violencia de género

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, afirmó hoy que entre sus planes se encuentra dotar de ayudas "temporales" para el acceso a una vivienda a personas separadas y divorciadas, con atención preferente a aquellas con hijos a su cargo.

Corredor, que participó hoy en el desayuno informativo del 'Fórum Nueva Economía', se mostró partidaria de que estas ayudas se concedan en caso de que los demandantes cumplan con una serie de "requisitos esenciales", entre los que enumeró contar con una sentencia firme que certifique la situación familiar, estar al corriente de las rentas de pensión alimenticia y no contar con ninguna demanda relacionada con la violencia de género.

Además, Corredor apuntó que su Gabinete se encuentra estudiando extender este tipo de ayudas a otros colectivos como mujeres víctima de la violencia de género, investigadores o personas mayores.

La ministra, que se mostró concienciada ante el "ajuste severo" que vive el sector residencial, también tuvo palabras para los promotores y, aunque recordó que el Gobierno "no tratará de impedir artificialmente el ajuste del sector", les dirigió un mensaje de tranquilidad: "No les abandonaremos a su suerte".

CORREDOR CIERRA LAS PUERTAS A LA VIVIENDA 'HIBRIDA'

Sin embargo, preguntada por su disposición a dar luz verde a una tipología de vivienda a caballo entre la libre y la protegida (VPO) para desatascar el 'stock' de inmuebles sin vender, como propusieron los promotores, Corredor explicó que el Gobierno no dará ningún paso en esta dirección más allá de los que, según dijo, ya ha dado.

Concretamente, recordó que en la reforma del Plan de Vivienda vigente, en el mes de enero, el Ejecutivo ya potenció la construcción de viviendas protegidas de precio concertado, la modalidad de VPO de precio más elevado.

En aquella ocasión, el Real Decreto aprobado flexibilizó las condiciones para la promoción de este tipo de vivienda para facilitar el acceso de las rentas medias (a partir de 6,5 veces el Iprem) con dificultades para acceder a una vivienda libre. Según dijo Corredor, esta figura ya está siendo adaptada por bastantes comunidades autónomas en sus propios decretos de adaptación del Plan.

Asimismo, insistió en que el Ministerio también procedió en aquel momento al incremento del precio del módulo de VPO y a la revisión del tipo de referencia de los préstamos convenidos para la compra de VPO, y redujo de dos a un año el periodo necesario para considerar una vivienda como usada y poder adquirirla con algún tipo de subvención.

Con estos argumentos sobre la mesa, Corredor se mostró firme: "Hasta aquí es hasta donde el Gobierno está dispuesto a seguir".

CONTRA LA FALTA DE LIQUIDEZ

Por otro lado, Corredor ahondó en la situación de falta de liquidez de los mercados, que está planteando problemas a los promotores. En este sentido, constató que "la decisión de inyectar liquidez ha sido clara y decidida" por parte del Gobierno, en alusión a la concesión de 5.000 millones de euros en avales para la titulización de hipotecas para la compra de VPO.

En este sentido, la titular de Vivienda apuntó que esta línea de ayudas se agotó de inmediato tras su puesta en marcha, por lo que en la mente del ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, está "la posibilidad de ampliarla".

En cualquier caso, Corredor dijo que de la actual situación de liquidez se puede extraer...