Begoña García Retegui: "El debate político nunca es causa de violencia, pero la infamia y la calumnia sí generan violencia"

La candidata socialista a la presidencia de Murcia recuerda que "el PSOE ha hecho una condena tajante y expresa de la brutal agresión sufrida por el consejero"

La candidata del PSOE a la presidencia de Murcia, Begoña García Retegui, aseguró este jueves que “el debate político nunca es causa de violencia”, pero “la infamia y la calumnia sí generan violencia”.

García Retegui contestaba así, en una entrevista en “Las Mañanas de Cuatro”, a las acusaciones del PP, que responsabiliza a los socialistas de la agresión al consejero de cultura murciano ocurrida el pasado fin de semana.

Retegui insistió en que “el PSOE ha hecho una condena tajante y expresa de la brutal agresión sufrida por el consejero” y en que tanto ella como su Partido han hecho “su trabajo”, que es “el debate político, la confrontación de ideas en el parlamento regional, el control de la gestión del ejecutivo...”. “En ningún caso, ha habido ninguna manifestación que haya podido lesionar los derechos del consejero”, dijo.

En este sentido, la responsable socialista se preguntó “cómo se nos puede acusar a nosotros de haber estado detrás de esta agresión, cuando los socialistas llevamos toda la vida luchando por la palabra y por el debate”.

Asimismo, aclaró también que “nunca” ha participado en las manifestaciones ni en las concentraciones frente a la puerta de la casa del presidente murciano. “Lo sabe el presidente Valcárcel y lo sabe el PP”, apuntó.

Begoña García Retegui insistió en que “todavía no conocemos el fondo de la cuestión” y de lo que se trata es de “tener serenidad, responsabilidad, dejar que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y la Justicia actúen para conocer en profundidad qué es lo que ha ocurrido y cuando sepamos lo que ha ocurrido, entonces, buscar todas las explicaciones”, sentenció.

Respecto al clima que se vive en Murcia, Retegui aseguró que en esta región existe “un clima social normalmente muy tranquilo”, aunque sí reconoció un “malestar profundo de los trabajadores públicos y de otros sectores por las medidas tomadas por el gobierno del PP”.

(Nota de prensa difundida el 20 de enero de 2011)