Blanco afirma que el PSOE no frenará los avances sociales por las posiciones retrógradas de la derecha

Acusa al PP de no tener proyecto ni ideas porque Rajoy "ni es nuevo ni es líder" y dice que le gustaría saber qué aprobaron en su congreso

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha manifestado hoy que su partido buscará acuerdos con todos los demás para impulsar nuevos avances sociales, pero ha dejado claro que no frenará ninguno de ellos por "posiciones retrógradas" que pueda seguir defendiendo "la derecha", como ha hecho siempre.

Blanco ha intervenido en la apertura del 9 Congreso regional del PSOE de Castilla-La Mancha, su primer acto de partido desde que fuera elegido vicesecretario regional del partido en el 37 Congreso Federal el pasado fin de semana.

El número dos del PSOE, que ha repasado los asuntos tratados en esa cita, ha apostado por no ocultar las "dificultades" económicas actuales, sino afrontarlas para recuperar la senda del crecimiento, pero ha dejado claro que el Gobierno no aplicará "las recetas de la derecha", los recortes sociales, la congelación salarial y "los decretazos".

Ha asegurado que el PSOE seguirá avanzando en el reconocimiento de los derechos de los ciudadanos y atendiendo a los que más lo necesitan, además de mantener el gasto público en infraestructuras o en investigación y desarrollo, fundamentales para la reactivación de la economía.

En materia social, ha aludido a la modificación de la ley de libertad religiosa y ha asegurado no entender cómo a alguien le puede molestar que en un Estado que no tiene religión se reforme la ley para garantizar más libertad religiosa y que más respeto hacia las creencias de cada uno.

En cuanto a la anunciada reforma de la ley del aborto, Blanco ha reconocido que a nadie le gustan los abortos, pero ha apuntado que "a nadie se le puede imponer una falsa moral para evitar que la mujer pueda decidir de acuerdo con una ley que garantice mejor ese derecho y dé más garantías y más seguridad".

El dirigente socialista ha garantizado que su formación buscará el apoyo de todas las fuerzas políticas para acometer este tipo de reformas, pero ha advertido de que no se frenarán los avances por "las posiciones retrógradas" que algunos "han defendido siempre en la historia de nuestro país".

"Siempre la derecha estuvo en contra de todos los avances en materia de reconocimiento de nuevos derechos", ha subrayado José Blanco, quien ha apuntado la oposición del PP a la ley que permite el matrimonio entre homosexuales o a la ley de igualdad en la pasada legislatura.

Se ha mostrado sorprendido por las críticas del PP a las medidas aprobadas en el Congreso socialista cuando a él le gustaría saber qué aprobaron los populares en su XVI Congreso "para poder criticarlas".

Ha considerado al respecto que cada vez "es más visible" que el principal partido de la oposición "no tiene proyecto ni ideas, porque Mariano Rajoy ni es nuevo ni es líder", de modo que "la renovación que ha vendido es exactamente nada".

Así, ha aludido al debate abierto sobre el uso de las lenguas en España y ha recalcado que él se siente igual de español cuando habla gallego que cuando lo hace en castellano, pues esa es la esencia de la Constitución española: "usar el patrimonio común de todos para sumar y no para confrontar o dividir".

"Eso es lo que hace siempre la derecha; lo hicieron en materia de agua, cuando trataron de usar la bandera de todos para pegarle con ella a alguien y apropiarse de ella, cuando recorrieron España solicitando firmas para promover un referéndum ilegal, que es tan ilegal como lo que está haciendo ahora Ibarretxe", ha detallado.