Blanco afirma que la reforma laboral "en ningún caso supone abaratar el despido", sino que busca facilitar la contratación y estimular el empleo

El vicesecretario general del PSOE responde a Cospedal que "para hablar de vergüenza le basta con mirar dentro de su casa"

(FOTOS DE LA INTERVENCIÓN DE JOSÉ BLANCO EN EL FORO NUEVA ECONOMÍA, EN EL CANAL DEL PSOE EN FLICKR)

El ministro de Fomento, José Blanco, negó hoy que la reforma laboral propuesta por el Gobierno suponga un abaratamiento del despido y pidió que se "supere la creencia de que la reforma del mercado laboral es un ajuste de cuentas entre los derechos de los trabajadores y la libertad de empresa".

Blanco insistió en que la propuesta presentada por el Gobierno en el diálogo social "en ningún caso supone abaratar al despido", sino que plantea "redistribuir las condiciones en las que se hace frente a las indemnizaciones".

"Busca facilitar la contratación, estimular el empleo, sin menoscabar los derechos de los trabajadores", añadió el titular de Fomento durante su intervención en el Foro Nueva Economía.

PROPUESTA PARA EL DIÁLOGO

No obstante, subrayó que se trata de una "propuesta para el diálogo" y mostró su esperanza de que "se darán las condiciones para alcanzar el mejor acuerdo para afrontar el primer desafío del país, que es anticipar la recuperación con creación de empleo".

Por todo ello, Blanco recriminó, en referencia al PP, que "quien venía reclamando desde hace más de un año una propuesta de reforma del mercado de trabajo, dispare contra al Gobierno a las primeras de cambio". "Parece que hay un deporte nacional que es disparar contra el Gobierno más allá de los contenidos y lo que se pretende con ellos", denunció.

Respecto a la racionalización de la administración pública, Blanco aseguró que el Gobierno está centrando su acción en las reformas económicas contra la crisis y no se va a "dejar enredar" en especulaciones sobre si se va a eliminar tal o cual secretaría de Estado o secretaría general. "Muchas veces se piensa en el chocolate del loro y no en las cosas que de verdad hay que hacer", avisó.

"No estamos para retoques, estamos para avanzar en las reformas", zanjó.

Blanco insistió en que habrá una "amplia reestructuración" de las empresas públicas en pro de la eficacia y puso como ejemplo de situación con la que se quiere acabar el hecho de que en Fomento hay dos ingenierías, Ineco y Typsa, y que a Fomento los proyectos le salen un 20 por ciento más caros que el precio de mercado.

ESTATUT

Por otro lado, se mostró cauto respecto a la futura sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña y se limitó a decir que es "respetuoso" con los debates del alto tribunal. En este sentido, quiso pedir a todo el mundo que muestre el mismo respeto y dejó claro que el PSOE "acatará, como siempre" lo que diga la sentencia.

GARZÓN

Preguntado por la situación del juez Garzón, el ministro de Fomento afirmó que "como ciudadano" no entiende que el juez de la Audiencia Nacional pueda ser juzgado por una acusación de la Falange.

"Es verdad, como ciudadano me duele y me cuesta mucho entender que los falangistas puedan sentar a un juez en el banquillo por intentar recuperar la memoria de las victimas de la dictadura", señaló.

Así, dejó claro que no comparte la opinión de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, de que el acto celebrado ayer en apoyo al...