Blanco apuesta por dar una respuesta ideológica a la crisis, democratizando el sistema financiero y estableciendo mayores controles y transparencia

Afirma que si gobernara Rajoy, los españoles tendrían una doble amenaza: además de la crisis, el recorte de los derechos de los trabajadores

José Blanco, Vicesecretario General del PSOE, aseguró este lunes que para evitar que se vuelvan a repetir los errores que nos han llevado a la crisis, “hay que democratizar el sistema financiero”, lo que significa establecer “más controles y más transparencia”.

Ese, explicó Blanco, será el sentido de la contribución española a la reunión que tendrá lugar el 7 de noviembre en el ámbito de la Unión Europea, previa a la cumbre del G-20 en Washington, en la que España quiere estar presente, convencido como está su Gobierno de que nuestro país “puede aportar”. Y es que la Ejecutiva Federal del PSOE ha valorado “muy positivamente” el papel de “liderazgo” que está desempeñando el Gobierno de España ante la crisis internacional y en el seno de la UE, “realizando propuestas y aportando una visión alternativa frente al pensamiento neocon que es el que, en buena medida, nos ha llevado a ésta situación”.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de la dirección socialista, el Vicesecretario General manifestó que la situación actual no es sólo fruto de la crisis de nuestro sistema financiero, sino que paralelamente ha habido una “crisis ideológica del neoconservadurismo”, que se ha visto “no es la respuesta”, y frente a la que es necesaria también una respuesta ideológica, “que pasa por una mayor democratización de nuestro sistema financiero y por más controles y más transparencia”.

COOPERACIÓN ENTRE GOBIERNOS

Además apuntó que la respuesta a la crisis “debe ser global”, pero también hay que dar una respuesta en el ámbito nacional. En ese sentido, realizó un llamamiento a la cooperación entre los gobiernos del Estado, de las CC.AA y de los ayuntamientos locales, para “sumar esfuerzos y hacer frente a las dificultades”.

Blanco reiteró la disposición del PSOE a “acordar en todos los ámbitos y administraciones, respuestas frente a la crisis”. La prioridad, dijo, tiene que ser la respuesta al desempleo para tratar de recolocar al mayor número de personas y debe también de ir en la dirección de “mantener el gasto social y el gasto e inversión productiva”.

EL EMPLEO, LA PRINCIPAL PREOCUPACIÓN

Durante su intervención José Blanco se ha referido al incremento en el número de parados y ha asegurado que “los españoles deben tener la seguridad de que el empleo es la principal preocupación del Gobierno”.

“Buscar recolocación y proteger a aquellos que se quedan en el paro” es el objetivo, y los socialistas “vamos a mantener, en este contexto, nuestras políticas sociales y a implementarlas si cabe”.

En cualquier caso, ha recordado que la respuesta al desempleo se debe dar también desde las Comunidades Autónomas que son quienes –salvo el País Vasco- tienen la competencia en esta materia, desde que se la traspasara el anterior gobierno del PP, entre los años 1999 y 2003.

En un claro mensaje a las comunidades gobernadas por el PP, Blanco ha dicho que éstas no se pueden “desentender” ahora de sus obligaciones a la hora de favorecer la creación de empleo. No puede pasar que cuando crecía el empleo algunos “sacaran pecho” y dijeran que eran “la locomotora” del Estado, y ahora que vienen mal dadas, e incluso están liderando la destrucción de empleo, “agachen la cabeza” y miren para Zapatero, como si eso...