Blanco asegura que mientras que Zapatero viajaba a China y a Japón para "abrir mercados", Rajoy "se encomendaba al apóstol Santiago como única propuesta para afrontar la crisis"

Dice que el Ejecutivo defiende un estado fuerte con capacidad para poder intervenir y garantizar la cohesión social y la igualdad de oportunidades y acusa al PP de demagogia

El Ministro de Fomento, José Blanco,aseguró hoy que mientras el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, viajaba a China y a Japón para "abrir mercados", el presidente del PP "se encomendaba al apóstol Santiago como única propuesta que ha formulado para afrontar la crisis"."Seguramente dentro de poco tiempo veremos al presidente de su partido encomendándose a la virgen de Luordes porque sólo un milagro puede resolver el sudoku que ustedes nos acaban de plantear: bajar la recaudación, aumentar el gasto y reducir el déficit", reiteró el titular de Fomento.

Así respondió Blanco en la sesión de control en el Congreso a la pregunta del diputado del PP Álvaro Nadal sobre si sigue pensando que los impuestos en España son bajos, algo que ratificó el ministro al señalar que la presión fiscal en España está muy por debajo de la media de la Unión Europea.

El ministro acusó al principal partido de la oposición de considerarse patriota y querer un estado anoréxico, sin capacidad para tener recursos que garanticen la cohesión territorial,las becas y la ley de dependencia, derechos "que en este país han avanzado gracias al PSOE".

Así, resaltó que cuando gobierna el PP congela el Salario Mínimo Interprofesional, no sube las pensiones, recorta las becas,invierte menos en infraestructuras y no garantiza la cohesión territorial, ni la igualdad de oportunidades.

Blanco destacó que el Ejecutivo defiende un estado fuerte con capacidad para poder intervenir y garantizar la cohesión social y la igualdad de oportunidades, y acusó al PP de demagogia.

A continuación, afirmó tener una visión distinta a la del PP sobre el papel del Estado en la redistribución para garantizar la igualdad de oportunidades y la cohesión del territorio. "Ustedes, que dicen que son muy patriotas, quieren un estado anoréxico sin capacidad de tener recursos para garantizar la igualdad de oportunidades, para garantizar becas, ley de la dependencia, derechos de la gente", espetó al portavoz 'popular', tras reprocharle que si sus posiciones cotizarán en los mercados, España no tendría "ningún problema de deuda".