Blanco confía en que el acuerdo con los controladores se pueda sustanciar en los "próximos días"

Espera que las "buenas palabras" de los controladores se traduzcan en "hechos concretos" y no en huelgas de celo

El ministro de Fomento, José Blanco, ha calificado de "positiva" y "buena" la decisión de los controladores de renunciar a la huelga en agosto, aunque lamentó que no se trate de una renuncia definitiva para que en el marco del proceso de negociación no "haya pendiente una amenaza", si bien confió en que el acuerdo pueda sustanciarse en los "próximos días".

"Nuestra posición no ha variado", indicó Blanco en una entrevista concedida a Europa Press, y recordó que hasta la ruptura de las negociaciones se estuvo a punto de alcanzar un principio de acuerdo en la mayoría de los temas planteados por USCA, en lo que vio "un punto de inicio para seguir avanzando". "Valoramos este avance y esperamos que se pueda sustanciar en los próximos días", confió.

Preguntado por si teme que se produzcan huelgas de celo o una nueva convocatoria en septiembre, Blanco dijo creer en la "buena voluntad" expresada por los controladores.

"No tengo ninguna animadversión contra ellos, contrariamente a lo que pueda parecer; han manifestado su compromiso de negociar, de dialogar y de avanzar, y yo me quiero quedar con eso", apuntó Blanco, para añadir que, si esa voluntad se traslada en "hechos ciertos", será el primero en reconocerlo. "No valen sólo las buenas palabras sino los hechos concretos", avisó.

En cualquier caso, si se produjera la misma situación después de agosto, Blanco afirmó que en todo momento el Gobierno preservará el "interés general". "Seguiremos tomando las medidas necesarias. Mi primera responsabilidad es defender el interés general y la seguridad, me gustaría tomar soluciones fruto del consenso y del acuerdo, pero si no lo hay, mi obligación es seguir tomando decisiones", zanjó.

NEGOCIACIÓN "PERMANENTEMENTE ABIERTA"

Blanco aseguró que AENA tendrá "permanentemente abierta" la mesa de negociación, ya que la voluntad del Ministerio de Fomento es la de "acordar y dialogar". "Lo vengo diciendo desde el primer día, pero siempre dentro de las reglas del juego y de la ley", apuntó.

En esta línea, recordó a los controladores que las "cosas han cambiado" y que "existe una nueva ley". "Espero que se entienda definitivamente que ese marco no se puede cambiar si se trata de tener un sector más competitivo y más productivo en el que todos debemos estar interesados, también los propios controladores", señaló.

Preguntado por qué no ha accedido a reunirse personalmente con USCA, indicó que el ministro de Fomento está en las mesas de negociación a través de AENA. "Es ahí donde se tienen que sustanciar los acuerdos, ahí y sólo ahí, y yo no diría ni expresaría cosas diferentes a la que ya están expresando los representantes de AENA en la mesa de negociación", manifestó.

Blanco explicó que USCA y AENA llevan negociando desde 2005 y confió en que lo que no fue posible con la anterior dirección del sindicato sea posible con la nueva directiva para "definir un nuevo marco" pero, añadió, "de acuerdo a lo establecido en la ley y en el decreto que fija la actividad y los descansos".

"Nuestra voluntad de negociación está patente desde el primer día, la seguimos manteniendo y espero que todos los que se sienten en la mesa tengan altura de miras para tratar de desbloquear la situación sabiendo...