Blanco defiende el Plan Zapatero de 8.000 millones para combatir la crisis "en todos los rincones de España"

Hace un llamamiento a los alcaldes del PP "para que no obedezcan el consignazo de Rajoy", "abandonen el patriotismo de partido" y "se pongan manos a la obra"

El Vicesecretario General del PSOE, José Blanco, defendió hoy la importancia del que denominó “Plan Zapatero”, que dota a los ayuntamientos de una inversión extraordinaria de 8.000 millones de euros para la reactivación de la economía y el empleo.

Blanco analizó las medidas relacionadas con la gestión del fondo municipal aprobado por el Gobierno, en una reunión de trabajo con alcaldes socialistas de ciudades de más de 50.000 habitantes, presidentes y portavoces de Diputación, Consejos y Cabildos Insulares, además de Secretarios de política municipal regionales, provinciales y los presidentes de las federaciones territoriales de municipios, en la que también tomaron parte el Secretario de Ciudades y Política Municipal, Antonio Hernando, el Secretario de Política Económica y Empleo, Octavio Granado, y las ministras Elena Espinosa y Elena Salgado.

El dirigente socialista, que destacó que el gobierno inyecta dinero a todos los ayuntamientos al margen de su color político, “porque es consciente de que es una de las mejores fórmulas para vencer la crisis”, justificó la apuesta por estas administraciones en que “son las más cercanas a los ciudadanos”, “es la única forma de poder llegar a todos los rincones de España” y “la administración local es capaz de administrar con más agilidad para realizar y emprender proyectos”.

“Es un plan pegado a la realidad y vosotros sois los responsables de que se vean los resultados muy pronto”, dijo Blanco a los dirigentes municipales socialistas congregados, “y tenemos que ser capaces de instrumentarlo con toda la rapidez, eficacia y cumpliendo con los procedimientos establecidos”, convencido de que los cargos socialistas “vamos a estar a la altura del reto que tenemos por delante”.

LLAMAMIENTO A LOS ALCALDES DEL PP

En su intervención, Blanco hizo un llamamiento a los alcaldes del PP: tras recordarles que fueron elegidos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y para garantizar el empleo, pidió “que no obedezcan el consignazo de Rajoy”, que “abandonen el patriotismo de partido y se pongan manos a la obra”, porque “ya sabemos que su líder no está a la altura de la exigencia del país, pero ellos deben estar a la altura de las exigencias de sus ciudadanos”

Blanco, que lamentó la actitud del PP queriendo “sacar tajada de la subida del desempleo” a través del boicot a las medidas del Gobierno, recordó a Rajoy que “en un momento como el que estamos viviendo, no sólo se juzga al gobierno y su presidente, también al líder de la oposición y los ciudadanos nunca confiarán en una persona que cree que cuanto peor le vaya a los españoles mejor le ira a él y a su partido”.

UN MINUTO DE SILENCIO POR EL ATENTADO DE ETA

Los dirigentes socialistas abrieron el encuentro con un minuto de silencio por el asesinato de Ignacio Uria hoy en Azpeitia, tras manifestar Blanco, en nombre del PSOE, la condena del atentado y toda la solidaridad y apoyo “a la familia, a los compañeros de trabajo y amigos”.

“ETA una vez más quiere impedir el desarrollo de Euskadi, por eso atenta contra los que crean empleo, los que generan riqueza, e intentará ahogar el progreso de sus ciudadanos/as”, dijo el número dos del PSOE, convencido de que “no lo van a conseguir”. “Para ello, debemos mantener la unidad de los demócratas, y junto al trabajo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, la Justicia, los represen...