Blanco defiende la mayor "capacidad, resolución, conocimiento y experiencia" de Rubalcaba para afrontar los desafíos de futuro de España

Defiende el derecho del PSOE a reflexionar y hacer planteamientos de futuro que posibiliten que la crisis "no la paguen siempre los mismos" y un reparto "más justo" de la carga tributaria

El Vicesecretario General del PSOE, José Blanco, ha defendido esta mañana que en todas las encuestas los ciudadanos consideran que Alfredo Pérez Rubalcaba gana a Mariano Rajoy como persona “más capacitada, más resolutiva, con más conocimiento y experiencia para afrontar los desafíos del país”.

“Si los ciudadanos votaran en las próximas elecciones y decidieran sobre quién es el mejor presidente para España no tendríamos que hacer campaña, ganaría Rubalcaba porque en todos los indicadores de experiencia, capacidad de gestión, de decidir, audacia, solidez… para afrontar los desafíos que tenemos como país Rubalcaba le gana de lejos a Rajoy”.

En una entrevista en Onda Cero, Blanco ha señalado que hay demasiada “especulación” e “intranquilidad” sobre la candidatura de Rubalcaba y su continuidad en el Gobierno. No obstante, ha insistido en que “se enfrenta al mayor reto de su vida y sabrá manejar los tiempos pensando en el interés de España y del Partido Socialista”.

Preguntado por las críticas a las entidades financieras, el vicesecretario general ha insistido en que la burbuja inmobiliaria no hubiera sido posible “sin legislación favorable a la especulación y crédito fácil y ahí está el reparto de responsabilidades”. “Nadie es obligado a suscribir una hipoteca, pero nadie tenía más responsabilidad y capacidad que la banca en el análisis del riesgo y en la tasación inflada de las viviendas. Quien promovió eso y nos llevó a un endeudamiento masivo de las familias alguna responsabilidad tiene”.

A este respecto, ha defendido el derecho del Partido Socialista a “reflexionar y hacer planteamientos a futuro” en su programa electoral respecto de bonus y sueldos de directivos de entidades financieras “muy por encima de la media de los países del entorno. “Cuando se pide austeridad tiene que llegar a todo el mundo y se trata de hacer planteamientos que posibiliten que el reparto de la crisis no la paguen siempre los mismos y haya un reparto más justo de la carga tributaria. Se trata de buscar un equilibrio más justo”.