Blanco defiende que las reformas emprendidas por el Gobierno son el “camino imprescindible” para garantizar la cohesión social, la vertebración territorial y el avance en derechos en el futuro

Asegura que de lo que tienen sed los españoles es de “empleo, compromiso y responsabilidad” y a eso van dirigidas las reformas

El Vicesecretario General del PSOE, José Blanco, ha asegurado este lunes que las reformas emprendidas por el Gobierno constituyen el “camino imprescindible” que hay que transitar para garantizar la cohesión social, la vertebración territorial y el avance en derechos sociales cuando se supere la crisis.

Durante su intervención en la reunión con secretarios provinciales y locales mantenida esta tarde en Ferraz, Blanco ha sostenido que si de algo tienen sed los españoles no es de urnas, sino de “empleo, compromiso y responsabilidad” y que a eso van dirigidas las reformas del Gobierno.

El vicesecretario general ha manifestado que el país se encuentra en un momento crucial porque se están abordando “reformas decisivas” para el futuro de España y el PSOE está decidido a abordarlas con “convicción y determinación”.

Así, ha defendido la importancia de que de la mesa de diálogo con empresarios y sindicatos salgan acuerdos sobre temas fundamentales que preocupan a los ciudadanos como la reforma de las pensiones, la negociación colectiva o las políticas activas de empleo, cuyo objetivo es “generar protección social y empleo”. “Nos gustaría el acuerdo, pero tenemos que afrontar las reformas porque suponen un compromiso con lo que representamos”.

A este respecto, ha incidido en que las reformas pretenden cambiar las bases sobre las que se asienta el desarrollo del país, haciendo de la productividad y la innovación “señas de identidad” de un nuevo modelo de crecimiento más fuerte y sostenible” con empleo “estable”.

En cuanto a la reforma del sistema de pensiones, el vicesecretario general ha señalado que pretende emular los logros de la reforma de 1985, que ha garantizado la viabilidad del sistema y mejores pensiones desde entonces. “La reforma debe ser garantía de sostenibilidad para los próximos 50 años. Debe consolidar un sistema de protección a quienes más necesitan de la equidad e igualdad social”.

También se ha referido a la reforma del sistema financiero, para defender que el objetivo del Gobierno no es otro que garantizar un “sistema sólido” para lograr que el crédito “fluya” a familias y empresas.

Respecto al Estado Autonómico, ha reclamado a los dirigentes socialistas “no caer en las trampas” tendidas por la derecha, dado que ese modelo ha sido garantía de una sociedad “más justa, más cohesionada socialmente y más vertebrada territorialmente” que nunca.

Por tanto, ha llamado a los dirigentes socialistas a “mirar a los ojos” a los ciudadanos para defender y explicarles las reformas y a no arrugarse frente a la derecha, porque todos los “avances sociales” producidos en este país y todas las “reformas transformadoras” siempre han sido hechas por gobiernos socialistas. “Conviene no perder la perspectiva, porque cuando gobernaba el PP, con bonanza económica, había menos política social que hoy y menos productividad y la única reforma estructural que impulsaron fue la ley del suelo de 1998, que convirtió España en un solar”.

Finalmente, les ha emplazado a aprovechar las próximas convenciones autonómica y municipal para hacer propuestas y aportaciones y ajustar los compromisos del PSOE con la sociedad, frente a lo mostrado en la pasada co...