Blanco dice que el 37 Congreso será de renovación para responder a los cambios de la sociedad española

El político socialista rechaza la propuesta del PP de reducir el gasto público en los próximos Presupuestos del Estado

El secretario de Organización del Partido Socialista (PSOE), José Blanco, afirmó hoy que el 37º Congreso de su partido, que se va a celebrar del 4 al 6 de julio, será de "respuestas políticas, renovación y cambios", un congreso "de impulso" y "debate" para hacer

frente a los desafíos que tiene la sociedad española y a los cambios que en ella se producen.

Blanco se pronunció así en declaraciones a los medios de comunicación con ocasión de su visita a Zaragoza, junto con una delegación de la comisión permanente de la Ejecutiva Federal del PSOE, para reunirse con el secretario general del PSOE-Aragón y presidente de la comunidad autónoma, Marcelino Iglesias, y para conocer la Exposición Internacional 'Agua y desarrollo sostenible', que se celebra en Zaragoza entre el 14 de junio y el 14 de septiembre de este año.

"Nuestro congreso va a ser diferente al del Partido Popular", que se centró en "cómo la 'congregación marianista' discutía con la otra congregación o congregaciones de la orden", pero en el que "no vimos ninguna respuesta política a los nuevos desafíos, ningún proyecto político nuevo".

Blanco reconoció que el congreso del PP permitió "que hicieran, de nuevo, la decimosexta apuesta por la moderación y por el centro político", algo que "esperemos les dure".

Por su parte, anunció un "debate político intenso", del que no quiso adelantar contenidos porque "es un debate de los delegados y delegadas del congreso". "Tampoco les voy a adelantar los cambios en las estructuras del partido", agregó, "que serán fruto de la reflexión colectiva del conjunto del partido".

"Sé que la curiosidad informativa es mucha -apostilló el dirigente del PSOE-, pero los cambios se irán conocimiento en el transcurso y desarrollo del congreso".

GASTO PÚBLICO

Por otra parte, el dirigente socialista rechazó la propuesta del Partido Popular (PP) de reducir el gasto público en los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2009. "No estamos nada de acuerdo", dijo el responsable socialista, que se dirigió al presidente del PP, Mariano Rajoy, a quien cuestionó si reducir el gasto público "es paralizar las obras del AVE a Valencia y Galicia".

José Blanco se pronunció así en declaraciones a los medios de comunicación con ocasión de su visita a la capital aragonesa.  El socialista preguntó también a Rajoy si esa reducción del gasto público que propone el PP supondría "congelar el sueldo de los funcionarios como hicieron cuando estaban en el gobierno", "congelar las pensiones" y "poner en marcha decretazos que recorten derechos sociales y derechos de los trabajadores".

Según Blanco, "contra esa política de reducción del gasto, nosotros, el PSOE, no estamos de acuerdo". El secretario de Organización propuso, por su parte, aprobar unos PGE que permitan mantener el gasto social e incluyan la nueva financiación autonómica, consiguiendo un apoyo a las cuentas "lo más amplio posible".

El socialista recordó que en la pasada legislatura consiguieron acordar los presupuestos "con todos los partidos de la Cámara menos con el PP, que se negaba a cualquier acuerdo" y esto permitió "sacar adelante importantes proyectos y leyes, que garantizaban más derechos y más oportunida...