Blanco: “El caso Gürtel no son unos hilillos de plastilina, es una marea negra de corrupción que salpica a todo el Partido Popular”

El vicesecretario general afirma que al PP “no le preocupa el futuro de los españoles, le preocupa la corrupción, las tramas y los banquillos”

El vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, ha exigido hoy al presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, en un acto con militantes socialistas en Avilés, que dé explicaciones a los españoles sobre el caso Gürtel, en el que están implicados numerosos dirigentes del PP. “El caso Gürtel”, ha asegurado Blanco, “no es una conspiración de policías, como dicen en el PP para tratar de tapar sus vergüenzas, es un escándalo montado por gente del PP para beneficiarse ellos y el PP”. El caso Gürtel, ha añadido, “tampoco son unos hilillos de plastilina, es una marea negra de corrupción que salpica a la calle Génova y que se extiende por todas las Comunidades Autónomas donde gobierna el Partido Popular con mayoría absoluta”.

Por todo ello, Blanco ha recordado a Rajoy que “tiene la obligación de tomar decisiones y dirigirse al país para dar explicaciones, no puede seguir callado, no puede seguir en silencio”. Entre otras razones, porque es el presidente nacional del PP y porque “alguno de los implicados compartía despacho al lado del suyo y alguno de los implicados”, además, “fue nombrado por él, por eso es él, Mariano Rajoy, el único que tiene que dar explicaciones y exigir responsabilidades políticas, y cuanto más tarde lo haga peor será para él”, sentenció el vicesecretario general de los socialistas.

AL PP NO LE PREOCUPA EL FUTURO DE  LOS ESPAÑOLES

Así, mientras el Gobierno sigue impulsando nuevas medidas para frenar la crisis económica, como las aprobadas en el Consejo de Ministros el pasado viernes, el partido liderado por Mariano Rajoy ataca “a los que persiguen el delito, a los jueces que investigan, todo ello para proteger a los presuntos culpables de esta trama de sinvergüenzas”, en alusión de nuevo al caso Gürtel.

Para Blanco la conclusión no puede ser otra. El PP está demasiado “enredado en asuntos que producen el enojo de la población, de la sociedad”. Y al PP “no le preocupa el futuro de los españoles, ni cómo somos capaces de anticipar la salida de la crisis, les preocupa la corrupción, las tramas, los sumarios y los banquillos, en eso están entretenidos”.

Es la diferencia entre el PSOE, que piensa en los ciudadanos, y el PP, que “sólo piensa en las elecciones”, continuó Blanco. Y así también se explica, resumió, que el PP siga rechazando apoyar cualquiera de las medidas económicas y fiscales que impulsa el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

Blanco también se refirió a la querella contra el juez Baltasar Garzón. En este sentido, el ministro de Fomento señaló que es “profundamente respetuoso con la acción de la Justicia, pero nadie entendería que de nuevo los falangistas se vuelvan a salir con la suya y aquel que defiende la libertad”, ya sea contra las dictaduras o contra el terrorismo, “pueda estar en el banquillo”.