Blanco: "El PP pretende ganar las elecciones rompiendo todas las líneas rojas de la deslealtad"

Afirma que el PP no quiere ni recuperación económica ni unidad de los partidos frente a ETA, destaca que Rajoy "tiene tanto miedo a perder las elecciones" que "tiene que soltar" a Aznar y Mayor Oreja "para excitar a la derecha extrema", y hace hincapié en que España "es el país que menos ajustes sociales ha hecho de toda Europa"

El Vicesecretario General del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, acusó ayer al PP de querer “ganar las elecciones rompiendo todas las líneas rojas de la deslealtad”, y afirmó que “no quieren ni recuperación económica, ni quieren unidad de los partidos frente al terrorismo, frente a ETA. No quieren nada que les aleje de la victoria electoral aunque sea a costa de todos los españoles”.

Blanco realizó estas afirmaciones en el transcurso de un acto celebrado ayer, 23 de abril, en Fene, (Galicia), donde aseguró que el PP tiene “tanto miedo a perder las elecciones, que Rajoy tiene que soltar de nuevo a Aznar y Mayor Oreja para excitar a la derecha extrema y para sembrar este país de crispación"

Según el Vicesecretario General del PSOE, el PP “se ha quedado sin discurso”, y ahora que Zapatero ha dicho que no se va a presentar a las elecciones, ya no saben “a quién echarle la culpa”, porque “no hacen nada”, salvo echarle la culpa a otros de “lo que ellos no saben hacer”.

Blanco también se refirió a la política económica que está realizando el Gobierno, y destacó que España es el “país que menos ajustes sociales ha hecho de toda Europa”, porque “no es igual que gobierne la derecha o la izquierda”, tal y como se está demostrando allí donde gobiernan los conservadores, que están “cercenando el Estado del bienestar”.

Para el dirigente socialista, la derecha “quiere ganar las elecciones a costa de la crisis, y luego hacer recortes sociales en Educación, Sanidad y Dependencia y luego echarle la culpa a la herencia de Zapatero”, pero la verdad es que a pesar de las muchas dificultades, el Gobierno ha seguido aumentando el gasto social, porque los socialistas “creemos que es fundamental” seguir garantizando los derechos sociales de los ciudadanos, justo lo contrario de lo que creen y “están haciendo los conservadores” en Europa.

Por último, Blanco ha advertido que “nunca tenemos que instalarnos en el conformismo de creer que lo que hemos conquistado es para siempre”, porque hay que seguir ”conquistándolo día a día”, especialmente ante una derecha que “no cree en la igualdad de oportunidades”.