Blanco: Estamos cumpliendo con el plan de ajuste y ganando poco a poco la batalla a la desconfianza y la incertidumbre con las reformas

Afirma que el PP tiene “alergia” a comprometerse con las reformas que el país necesita y que antepone su interés electoral al interés de recuperar la actividad y el empleo _x000D_ _x000D_ _x000D_

El Vicesecretario General del PSOE y Ministro de Fomento, José Blanco, ha asegurado que las situaciones de España e Irlanda “no se parecen en nada” por lo que ha descartado que España necesite ser rescatada por la UE ya que está cumpliendo los objetivos marcados en el plan de ajuste. “Al contrario, estamos ganando poco a poco, lentamente, la batalla de la desconfianza, la batalla de la incertidumbre”.

 

En una entrevista en Telecinco, Blanco ha señalado que una crisis como la actual “está sujeta a fuertes turbulencias” que debemos superar y ha lamentado que la oposición no haya contribuido también “a generar confianza y certidumbre”.

 

“El PP tiene alergia a comprometerse con las reformas que necesita el país. Lo hemos visto a lo largo de este año. Cuando España más necesita del acuerdo y del consenso, el PP más se distancia de ello, porque antepone su interés, el interés de desgastar al Gobierno, el interés de que haya cuanto antes unas elecciones para conseguir su objetivo de llegar cuanto antes a La Moncloa, al interés de que España recupere actividad económica, confianza y posibilidades de generar empleo”.

 

Preguntado por la reforma del sistema de pensiones, el vicesecretario general ha apelado a la necesidad de generar un consenso “con todas las fuerzas políticas y sociales” con el objetivo de “preservar, mantener y mejorar” el sistema público de pensiones.

 

Respecto al conflicto en el Sáhara, Blanco ha lamentado lo ocurrido y que no se haya permitido a los medios de comunicación que puedan estar presentes en la zona y ha incidido en la necesidad de “hacer un esfuerzo de diálogo” para resolverlo “en el seno de Naciones Unidas”.

 

“Estos días también he visto cómo el PP, que tiene principios de quita y pon, parece que ahora es el partido de los derechos humanos. En su día se presentaron como el partido de los trabajadores, lo decía María Dolores de Cospedal hasta que se supo su salario y todo el mundo pudo ver que ella precisamente no era la representante mejor de los trabajadores de nuestro país, porque dista mucho lo que predica de lo que practica”.