Blanco: "La estabilidad presupuestaria no puede ser excusa para que ningún gobierno recorte el Estado de Bienestar"

Afirma que “tenemos que convertir a los millones de ciudadanos que están escuchando a Rubalcaba en una mayoría social de progreso" para que “no vengan algunos con la motosierra a cortar de raíz” los derechos sociales

El Vicesecretario General del PSOE, José Blanco, ha explicado hoy en Pamplona, ante el Comité Regional de los socialistas navarros, las razones por las que es tan necesaria y urgente la reforma de la Constitución para introducir el principio de estabilidad presupuestaria y ha exigido al Partido Popular que no se escude en este objetivo para recortar el Estado de Bienestar, como está haciendo Dolores de Cospedal desde que asumió la presidencia de Castilla-La Mancha. “La estabilidad presupuestaria no puede ser excusa para que ningún Gobierno recorte el Estado de Bienestar”, ha afirmado. Porque, mientras el PSOE ha optado por proteger los derechos sociales, “el PP ya ha sacado la motosierra contra las políticas sociales allí donde gobierna”, ha denunciado Blanco.

Blanco ha resaltado que “se puede gobernar con austeridad, sin sacar la motosierra”, como propone el candidato del PSOE a la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba. Ante las próximas elecciones generales, el también ministro de Fomento ha señalado que “Rubalcaba tiene a millones de ciudadanos que le están mirando, que le están observando, que le están escuchando”. Y los socialistas están obligados a “convertir esa actitud de escucha, a convertir esas miradas, en una mayoría social de progreso el próximo 20 de noviembre. Porque, si en algún momento en nuestro país se necesita una mayoría social de progreso, es precisamente en este momento, para que no vengan algunos con la motosierra a cortar de raíz aquello por lo que tanto hemos soñado, aquello por lo que tanto hemos trabajado durante tanto tiempo”.

Para el dirigente socialista, con la reforma constitucional que este viernes fue aprobada en el Congreso de los Diputados, se está dando “más autonomía política a los gobiernos frente a los mercados”. El objetivo está claro: “financiar el Estado de Bienestar con nuestros ingresos estructurales, sin depender de un endeudamiento que depende de la volatilidad de los mercados”, eludiendo además “el riesgo de acabar pagando más por nuestra deuda que por la sanidad o la educación”. Además se evita la posibilidad de que los gobiernos “puedan endeudarse por encima de sus posibilidades”, ha remarcado.

Blanco también ha reconocido la actitud positiva del PP para que la reforma constitucional se lleve a cabo, aunque ha lamentado que esta haya sido la única vez en toda la legislatura en la que el partido presidido por Mariano Rajoy “ha tenido un ataque de responsabilidad”. El resto de estos años de crisis, Rajoy ha realizado “un inventario de problemas, pero no un catálogo de soluciones”, y esto no ha ayudado nada al país, ha señalado Blanco.