Blanco: “La estrategia de la crispación está definitivamente agotada”

Asegura que Zapatero tiene la mano tendida para recuperar la unidad en los temas de Estado

El Secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha asegurado hoy que “la estrategia de la crispación está afortunada y definitivamente agotada, tal como la conocimos entre 1989 y 1996 y como la hemos vuelto a conocer entre 2004 y 2008”. Para el dirigente socialista, el PP está obligado ahora a “articular otra política de oposición sobre bases más próximas a la realidad del país y al momento histórico”.

Blanco hizo esta afirmación durante su intervención ante el Foro de la Nueva Economía que ha tenido lugar en Madrid y en el que ha insistido en que los socialistas “queremos conseguir que el tono político de esta Legislatura sea muy distinto del que hubo en la anterior. Así lo han pedido los propios ciudadanos con sus votos creando las condiciones para ello”.

“Estamos dispuestos -añadió- a hacer un doble esfuerzo de diálogo: por una parte para alcanzar acuerdos con el principal partido de la oposición sobre los temas de Estado y, por otra, para ampliar la mayoría de apoyo al Gobierno con acuerdos estables con otras fuerzas políticas, invitadas también a suscribir estos pactos de Estado”.

El Secretario de Organización reconoció que estamos ante una nueva situación económica en la que, frente a una fase extraordinaria de crecimiento y creación de empleo, ha cambiado el ciclo económico a nivel mundial y “nos aboca a una etapa de serias dificultades”. “Si crisis -afirma- es, como la define María Moliner, el momento en que se produce un cambio muy marcado en algo, no me cuesta ningún trabajo admitir que se ha producido un cambio muy marcado en la tendencia de la economía mundial y también en la española”.

Sin embargo, Blanco ha añadido que “si se pretende usar esa o cualquier otra palabra como arma arrojadiza o como instrumento para asustar, me parece poco responsable”. Asimismo, ha detallado la tarea que nuestro país tiene por delante para hacer frente a la nueva situación económica: paliar las consecuencias que puedan tener en los grupos más vulnerables de la población sin sacrificar las políticas sociales; impulsar desde los poderes públicos la reactivación de la economía y la creación de empleo; y, por último, preparar al país para ser plenamente competitivo cuando las condiciones de la economía mundial permitan volver a las altas tasas de crecimiento. Todo ello, insistió, sin abandonar el diálogo social.

El dirigente socialista aseguró que Zapatero se ha propuesto “modernizar profundamente la agenda política española y quiere dejar definitivamente atrás algunos de los viejos temas de España que son tan del gusto de la derecha”. “Cuando se habla de convivencia –explica- no se piensa ya en la vieja disputa de las dos Españas, sino en la necesidad de encontrar nuevos modelos de libertad, seguridad e integración en una sociedad distinta, más compleja y cada vez más mestiza desde todos los puntos de vista”.

37º Congreso Federal

En otro momento de su intervención, José Blanco ha avanzado que el 37 Congreso Federal del PSOE abordará los nuevos retos y objetivos que España tiene por delante, que ha resumido en tres grandes tendencias de cambio: “Un cambio en el modo de producción, que está inducido por la aparición de instrumentos de producción y de trabajo desconocidos en el pasado; un cambio social y demográfico que modifica el perfil de nuestras sociedades, alumbra modelos distinto...